17 octubre 2018
  936.751 lectores
OPINIÓN: Extremadura pierde aire

Extremadura se desinfla como un globo, como un neumático pinchado. No deja de perder aire. Así no se puede llegar muy lejos.

Y el aire que pierde Extremadura es el de mejor calidad: sus jóvenes. Se marchan en busca de un futuro que en su tierra se les niega.

La tasa extremeña de paro juvenil (el 43%) es la mayor del país, acaba de afirmar el Observatorio de Emancipación Joven del Consejo de la Juventud de España. Pero es que ni siquiera el empleo le permite vivir con dignidad a los jóvenes que trabajan en Extremadura, pues el 43% de los que tienen trabajo están en riesgo de pobreza y exclusión social, según el mismo Observatorio.

La marcha silenciosa de los jóvenes es la peor de las emigraciones. Muchísimo más perniciosa que la sangría migratoria de la década de los años 60 del siglo pasado.

Entonces abandonaron la región más de 300.000 personas. Familias enteras, muchos jóvenes, personas en la edad perfecta para trabajar, pero la gran mayoría eran trabajadores muy poco cualificados, con escasa formación profesional o especialistas en trabajos obsoletos, como los del sector agrario de un campo que se estaba deshaciendo entre las manos. Ahora se marchan muchos jóvenes preparados, titulados universitarios, con tanta capacidad de rendir, o incluso más, como los naturales de las ciudades, regiones y países que los acogen.

Nunca nos hemos recuperado de la hemorragia migratoria del siglo pasado. Veremos si nos recuperaremos de la actual.

La región extremeña malvive desde hace décadas con un millón cien mil habitantes, vecino arriba, vecino abajo.

No cuenta con la suficiente ‘masa crítica’ poblacional para crecer a un ritmo que corte, de una vez por todas, la necesidad de emigrar.

Extremadura intenta sacar la cabeza fuera, como quien se ahoga y busca una bocanada de aire.

Los jóvenes se marchan. La Junta crea una plataforma para ‘repatriar’ a los emigrantes, subvencionando su regreso. Y las empresas extremeñas fijan sus esperanzas de supervivencia en las exportaciones.

Y parece que exportan cada día más. ¿Cómo es posible entonces que no haya empleo de calidad, con un sueldo digno, para los jóvenes extremeños?

La Junta intenta que vuelvan los emigrantes. ¿Considera que las medidas existentes para retener a la juventud que aún no ha emigrado son suficientes, o es que arroja la toalla y se rinde al considerar que no puede hacer nada para asentar en la región a los jóvenes que están pensando en marcharse?

Casa con dos puertas mala es de guardar. La puerta del regreso es pequeña en Extremadura. La puerta de la emigración extremeña no es una puerta, es un portalón permanentemente abierto.

FOTO: Cosmopolita



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia


2  comentarios

  1. Un Extremeño más
    27/12/2017 11:23h.
    Con tierras o un negocio asentado se da continuidad a lo que ya existe, se quedan tantos hijos como divisiones quepan en este. Como funcionario o "arrimado" (vividores de lo público) creo que no caben más. Y en cuanto a empresas o negocios nuevos ...
  2. Un Extremeño más
    27/12/2017 11:14h.
    En Extremadura como joven solo tienes posibilidades si tienes un buen patrimonio, eres funcionario o "arrimado" o defraudador. El emprendimiento es un montaje, 1 para sacar gente del paro una vez acabada la prestación, 2 para seguir "financiando al mismo perro con otro collar"

MI SOFA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel