11 diciembre 2018
  936.751 lectores
La rebelión de las mujeres no será flor de un día

En una España agotada, en la que el bipartidismo del PSOE y del PP nos llevó a una situación de absoluta desesperanza, y en la que las dos nuevas fuerzas surgidas, Podemos y Ciudadanos nos mantienen en la misma situación, uno por sus bandazos continuos en sus políticas de ‘izquierda’ y sus luchas de poder internas, y el otro por ser un recambio de la derecha, lleno de contradicciones, que nada bueno presagia, el acontecimiento de la irrupción del feminismo que hemos podido ver el pasado día 8 de marzo, abre una puerta a la esperanza.

El movimiento feminista que ha surgido tiene, a mi juicio, una dimensión cultural, social y política, que nada tiene que ver con los partidos que conforman el arco iris parlamentario. Su independencia total de estos y de los sindicatos, lo convierten en una fuerza tan incontrolable para los poderes establecidos que hace temblar a una democracia formal y fraudulenta, que ha pervertido todos los valores del sistema democrático, llevándonos a una sociedad tan corrupta y desigual, sobre todo con las mujeres, los jóvenes, los mayores y los discapacitados, que ha provocado una rebelión del universo femenino que no va a ser flor de un día, como algunos pueden creerse.

La demostración de fuerza que han exhibido las mujeres, el pasado día 8 de marzo creo que tiene varias lecturas. La primera es para ellas mismas; se han demostrado que son capaces de parar al país si se lo proponen. Han tomado conciencia de un poder pacífico, que la represión no podrá parar. La segunda es que han abierto el camino para continuar la presión social y política hasta donde haga falta. Y la tercera es comprobar que han provocado tal pánico ante el poder del Gobierno y de la oposición, que las reformas van a ir produciéndose necesariamente, como ya está pasando en otros países.

Hay una última lección que creo que también habrán aprendido. Y es la de no dejarse manipular ni invadir por partidismos que quieran apropiarse de su rebelión. Habrá en este gran contingente femenino mujeres de todas las tendencias e ideologías. Pero han comprobado que el éxito de su movilización ha consistido en no imitar la lucha partidista que nos aburre cada día en España, y las plataformas que han creado y que desarrollarán más a partir de ahora, estarán vigilantes para que no se produzca en su seno las confrontaciones cainitas, estúpidas y absurdas que vemos cada día.

Por todo ello es por lo que creo que nada va a ser igual a partir de ahora. No quiero decir que esto vaya a ser coser y cantar. Seguro que ‘el Sistema’ tratará de dividir e infiltrarse en este movimiento, para desactivarlo lo antes posible. Así lo ha hecho hasta aquí con todos los movimientos que entrañaban peligro para él. Intentarán cambiar algo para que todo siga igual. Pero este movimiento surgido y organizado por millones de mujeres, al que se irán incorporando los hombres que compartan de verdad esa lucha con ellas, quiere acabar con una situación tan injusta como humillante. Estamos ante un fenómeno nuevo que nos ha cogido por sorpresa a todos. Y es el único capaz de provocar reformas de verdad, que escapen a la rutina y al acomodamiento de unas fuerzas parlamentarias, frenadas por un pesebre de privilegios, en el que sucumben hasta los se presentan como los que dicen querer los cambios más radicales.

Atentos a todo lo que suceda a partir de ahora. La rebelión de las mujeres no ha hecho más que empezar. Lo vamos a notar en nuestras casas, en las familias, en los pueblos y ciudades. Y lo van a notar los que se han blindado en los distintos poderes y se niegan a unas reformas que ya no pueden esperar más.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

MI SOFA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel