13 diciembre 2018
  936.751 lectores
OPINIÓN: Una historia sindical

Corría un frío miércoles 24 de noviembre de 1999, con la lluvia amenazante y el viento presente que barría a ráfagas virulentas y cambiantes unas pocas hojas nómadas (para envidia de las apresadas en las ramas de los naranjos cercanos) que llenaban de otoño la Plaza de España de Mérida. Lo recuerdo como si fuera ayer.

En el número 9 de la plaza, en el restaurante Vía Flavia, ahora transformado en un Burger King usurpador, nos emplazamos un grupo de docentes muy críticos con el sindicalismo establecido, y decidimos que era el momento de crear un sindicato con una metodología sindical distinta: ajenos a extrañas presiones, libres, asamblearios y sin las ataduras de las subvenciones.

Así nació el Sindicato PIDE, que con el paso del tiempo ajustaría su corporeidad sindical, sin perder sus señas de identidad, a lo que somos hoy desde hace ya muchos años: una organización para la defensa de todos los docentes.

Pensábamos firmemente, y seguimos pensando, que a medida que te acercas al poder te alejas de la razón. Las subvenciones y otras prebendas acercan mucho a los sindicatos tradicionales al poder y los alejan de la razón. De hecho es muy habitual que sindicalistas de un determinado sesgo ideológico terminen de diputados por partidos políticos de su cuerda o viceversa. Nosotros no queríamos participar de ningún tipo de contubernio sindico-político, por lo que tiene de negativo para la independencia sindical.

Nuestros inicios no estuvieron exentos de dificultades, pero el enconado esfuerzo por mantenernos firmes en nuestros objetivos desvaneció cualquier intento externo de desestabilización. De hecho las primeas elecciones en la que participamos, diciembre de 2002, tuvieron que ser aplazadas varios meses por el intento de un sindicato de echarnos de los comicios electorales, a través de un laudo que finalmente no prosperó. La evolución del Sindicato PIDE fue imparable hasta culminar con la victoria electoral indiscutible en diciembre de 2014.

Entre el año 2002 y el 2014 crecimos, aprendimos, maduramos y nos desarrollamos; hasta llegar a convertirnos en el sindicato referente de la educación pública. Por primera vez un sindicato sostenido exclusivamente por los docentes de la pública ganaba las elecciones sindicales. En el camino muchos compañeros que ayudaron al Sindicato a crecer y profesionalizarse, retomaron sus clases con la dignidad que solo tiene aquel que puede estar tranquilo del trabajo bien hecho; de haber ayudado a construir un Sindicato concebido como instrumento al servicio de los docentes.

Los maestros, los profesores (los docentes) premiaron no solo nuestra dedicación, sino también la coherencia sindical y los posicionamientos claros a favor de la educación pública alejada de adoctrinamientos políticos y religiosos. Que nuestra actividad sindical fuera molesta para la administración y acólitos sindicales, demostraba que íbamos en el buen camino.

Llevamos años haciendo sindicalismo libre, sin dejar que nadie nos presione y sin rendir pleitesía al gobierno de turno. Quizá sea ese el secreto de nuestro éxito, pero también el secreto pueda radicar en las horas que dedicamos, en la ilusión que le ponemos, en la defensa que hacemos de los docentes… PIDE es un lugar de encuentro, una ilusión que mantienen vivan los docentes extremeños, es un foro por donde miles de personas pasan cada día, es una colorida web sin complejos con infinita información, PIDE es un montón de teléfonos echando humo, es una red de sedes sindicales abiertas para todos. Porque PIDE, somos todos. Así lo concebimos y nos afanamos en que así siga siendo.

He perdido la cuenta de las veces que hemos llevado al gobierno de turno, de uno u otro signo, a tribunales para defender a los docentes: sentencias de sexenios para interinos, el pago de los 44 días devengados de la extra de 2012 para todos los docentes, sentencias donde se reconoce el pago de la jefatura de departamento completa a docentes de media jornada, defensa de docentes ante diversas tropelías administrativas, etc.  Además de la infinidad de registros, propuestas y soluciones que han salido adelante por presión en mesas sectoriales, en prensa o por las diferentes campañas que hemos emprendido y seguiremos emprendiendo.

En 2014 ganamos de forma solvente las elecciones; ahora, de nuevo, el 4 de diciembre nos someteremos a la voluntad de los docentes. Tras el proceso electoral, sean cuales fueren los resultados, le mandaremos, de nuevo, un claro mensaje a la Administración y al resto de sindicatos, un mensaje que contiene la base de nuestra idiosincrasia: “Educación solo pública”, “valoración y respeto para los docentes”, “mejora de las condiciones laborales”, “recuperación del poder adquisitivo” y un largo etcétera de objetivos incuestionables.

El Sindicato del Profesorado Extremeño (PIDE) como único sindicato que defiende la educación pública en exclusividad, ha sido y será, por siempre, un obstinado defensor de todos los docentes que trabajan en la educación pública porque, simplemente, es nuestra razón de ser: para eso nacimos.

POR: Alfredo Aranda Platero, vicepresidente de PIDE.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

MI SOFA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel