16 julio 2019
  1 . 024 . 235 lectores
Se extrae tierra del pozo de Totalán para llegar hasta el pequeño

Continúa la búsqueda del niño de dos años que ha caído a un pozo de sondeo, de 107 metros de profundidad, en la localidad malagueña de Totalán.

Lo equipos de rescate, que trabajan sin descanso desde la tarde del domingo, día 13, están tratando de extraer tierra del fondo del pozo aspirándola con bombas de succión.

Hasta ahora no se ha establecido contacto visual ni de ningún otro tipo con el pequeño. Sólo se ha encontrado en el interior del pozo un vaso de plástico y la bolsa de unas chucherías que llevaba el pequeño en las manos.

Aunque el pozo tiene 107 metros de profundidad, la cámara de prospección y los equipos de extracción de tierra sólo pueden bajar hasta 75 metros, aproximadamente, pues a esa profundidad hay un tapón formado por la tierra que se ha desprendido desde las paredes del pozo, que no está entubado, y se ha acumulado en ese punto. El hecho de que esté húmeda y apelmazada complica la localización del pequeño.

Se supone que el niño está debajo de esa acumulación de tierra y por ello se pretende retirarla, con el fin de llegar hasta él. A medida que pasan las horas hay menos probabilidades de encontrar con vida al pequeño, pero el equipo de rescate no se rinde.

Se barajan tres alternativas para llegar hasta el niño. La primera y más rápida es extraer tierra del tapón, pues el pequeño podría no haber caído hasta el fondo y haber sido retenido en ese punto. La tierra desprendida de la pared del agujero, que está excavado en pizarra, lo habría cubierto ocultándolo a la vista.

Otra posibilidad, muy utilizada en estos casos, es perforar otro pozo paralelo al anterior y de mucho mayor diámetro –en los pozos de sondeo para la extracción de agua, como el de Totalán, el diámetro de la perforación suele medir sólo de 16 a 24 centímetros- con el fin de que pueda bajar por él un equipo de rescate y, al llegar a la profundidad en la que se supone que está el niño, abrir una conexión entre ambos agujeros para sacarlo.

Otra de las posibilidades que se maneja es la de hacer un túnel en la ladera en la que está el pozo para llegar hasta el niño.

Ninguna de las estrategias es fácil de llevar a la práctica ni garantiza el éxito de la operación, pero en el historial de este tipo de accidentes hay más de un caso que ha tenido final feliz.

En Totalán, Málaga, España, por el momento, cuando son las 7:49 horas del martes 15 de enero del año 2019, se trabaja sin descanso para encontrar al pequeño al que el domingo, cuando paseaba con sus padres por el campo, se tragó un pozo de sondeo cuyas fauces estaban al descubierto, sin protección.

FOTO: Imagen emitida por Telemadrid.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel