08 diciembre 2019
  1 . 244 . 548 lectores
45 colectivos rechazan que las monterías sean Bien de Interés Cultural en Extremadura

Un total de 45 organizaciones ecologistas, de protección animal y de la abogacía han manifestado públicamente su rechazo a la Propuesta de Impulso registrada por el partido Ciudadanos en la Asamblea de Extremadura el pasado 22 de noviembre que insta a declarar la montería y la rehala como Bien de Interés Cultural en nuestra comunidad autónoma.

Estas entidades animan al resto de partidos políticos de la Asamblea que registren enmiendas (cuyo plazo termina este lunes a las 14:00 horas) y que voten en contra de la misma, considerando que incluso Ciudadanos “debería replantearse retirar la iniciativa”.

El registro de este escrito se produce justo un año después de que el uso de rehalas en la caza saltara a la actualidad tras despeñarse 12 perros y un ciervo el 17 de noviembre de 2018 en Herreruela (Cáceres); lo ocurrido despertó una tremenda ola de indignación en todo el país y cuestionó la continuidad de esta actividad.

Este rechazo social es uno de los motivos por el que las entidades consideran que se está intentando blindar la actividad mediante su declaración como BIC.

Además, en contra de los argumentos esgrimidos en la propuesta de Ciudadanos, las entidades que se oponen a su declaración como BIC afirman que el empleo de rehalas también está en entredicho por su impacto negativo sobre el medio ambiente, especialmente por la imposibilidad de asegurar que estos perros no ataquen a especies legalmente protegidas.

En este sentido recuerdan que estos animales son seleccionados y se potencia su agresividad contra los animales silvestres, lo que pondría en peligro a especies amenazadas, como ya ha ocurrido con al menos un lince en la provincia de Córdoba. También se ha constatado el caso de dos perros que mataron un cachorro de lince en la provincia de Sevilla, y afirman que la mayoría de casos no trascienden.

Asimismo, afirman que es conocido el hecho de que algunos de estos perros quedan extraviados tras la acción cinegética, llegando a volverse cimarrones y, dado que recurren a los principios instintivos de supervivencia y reproducción matan a especies silvestres o ganado sin control. 

Destacan estas organizaciones como otro aspecto negativo de las rehalas la mejorable calidad de vida en muchos de estos perros. Éstos suelen pasar la mayor parte de su tiempo en espacios muy reducidos y con poco contacto con el ser humano, lo que les repercute muy negativamente. “Con frecuencia en las rehalas no se cumplen los requisitos que se consideran básicos para el bienestar de los animales: que se encuentren sanos, confortables y bien alimentados, que puedan expresar su comportamiento innato, y que no sufran dolor, miedo o distrés”.

Ciudadanos llega a afirmar en su propuesta que esta declaración de BIC permitiría establecer líneas de colaboración entre cazadores y ecologistas, “lo que es más que dudoso que llegue a pasar, debido al rechazo de la mayoría de las ONGs ecologistas al uso de rehalas”.

El partido Ciudadanos también alude en su documento a la relevancia económica que genera esta actividad cinegética. Las organizaciones que se oponen a la declaración BIC indican, en cambio, que las monterías perjudican al desarrollo de actividades más rentables para el mundo rural, como el turismo de naturaleza.

Afirman, asimismo, que tampoco es desdeñable el daño económico que producen los perros de rehala, que llegan a matar ganado, intentan atacar a turistas como ha pasado en el Parque Nacional de Monfragüe, u horrorizando a ornitólogos que han visto a estos canes matando a ciervos en miradores como el salto del gitano o la portilla del Tiétar en Monfragüe.

Estas organizaciones lamentan también el impacto, “cada vez más negativo”, que está teniendo la intensificación de la caza, como así se afirma en un estudio respaldado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marítimo, y que menciona como principales factores de impacto negativo sobre el medio ambiente consecuencia de la caza ‘las competencias con los depredadores naturales y el agotamiento de recursos’(2015), sin llegar a hablar de la contaminación con plomo, cartuchos y latas de conservas, entre otros.

Las técnicas de manejo con alimentación artificial de los venados provocan densidades de ungulados muy superiores a las naturales, en detrimento de otras especies claves de los ecosistemas ibéricos como los conejos (que son la base alimenticia de muchas especies en peligro de extinción, entre ellas el lince ibérico o águila imperial).

Además, en cada vez más explotaciones cinegéticas las fincas están valladas, impidiendo el normal trasiego de los animales silvestres, y esto podría estar detrás de la extinción de especies protegidas como el lobo ibérico de la Sierra de San Pedro en Extremadura.

Por todo lo anteriormente expuesto, estas 45 organizaciones solicitan a los grupos políticos que se posicionen contra esta iniciativa para declarar BIC las monterías con rehalas, y les animan a tomar iniciativas para ilegalizar el uso de rehalas en la caza. También les recuerdan que varios colectivos jurídicos han manifestado ya su oposición a la declaración de las monterías y rehalas como BIC en Andalucía, alegando que “una actividad que se basa en la muerte y sufrimiento de animales, y que es fuente de tanta controversia social, no puede ser objeto de protección especial por parte de las instituciones”.

ORGANIZACIONES FIRMANTES

Acan Badajoz, ACUDAME Mérida, ADANA Badajoz, Adepac Calamonte, Adopciones Caralápiz, AMUS, AMZ Abogado, ANCAT Gatos Badajoz, Atecan Extremadura, Animales Monumentales Cáceres, ANSER, Asociación Cacereña para la Protección y Defensa de los Animales, Asociación por el Vínculo Humano Animal (AVHA), Asociación portuguesa y española de derecho de los animales, Asociación de veterinarios AVATMA, Asociación protectora PRADO, Asociación vecinal Impulsa Montijo, Badajoz Animal Save, Badajoz Climate Save, Batallón Perruno Mérida, CanEducado, Can de Luna, DEMA, Ecologistas en Acción de Extremadura, Ecologistas de Extremadura, Federación de Protectoras de Animales de Extremadura (FEPAEX), Holipet, GRUS, Gemma Álvarez Martínez abogada, Huellas Sin Voz Extremadura, Plataforma Defensa Animal Extremeña, Plataforma Montijana Contra el Maltrato Animal, Protectora Adopta Plasencia, Protectora ANIMA, Protectora felina Cristicats, Proyecto Animalista por la Vida, RECAL Almendralejo, Refugio del Burrito, Refugio Turgalium, Salvemos Animales de Mérida, Sociedad Extremeña de Zoología, SECVI, SOS Perrera Badajoz, Teresa Salado Abogada, Asociación Protectora Felina de Cáceres.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel