27 febrero 2020
  1 . 376 . 840 lectores
90.000 personas rechazan que monterías y rehalas sean BIC en Extremadura

Más de 90.000 ciudadanos y 62 colectivos esperan que la Consejería de Cultura deniegue la posibilidad de que monterías y rehalas sean declaradas como Bien de Interés Cultural en Extremadura.

La iniciativa de declarar BIC esta modalidad cinegética ha surgido justo un año después de que el uso de rehalas en la caza saltara a la actualidad tras despeñarse 12 perros y un ciervo el 17 de noviembre de 2018 en Herreruela (Cáceres); lo ocurrido despertó una tremenda ola de indignación en todo el país y cuestionó la continuidad de esta actividad.

Este rechazo social es uno de los motivos por el que los colectivos que se oponen a la declaración consideran que se está intentando blindar y darle derecho a ayudas públicas.

En contra de los argumentos esgrimidos en la propuesta que Fedexcaza ha presentado, las entidades que se oponen a su declaración como BIC afirman que el empleo de rehalas también está en entredicho por su impacto negativo sobre el medio ambiente, especialmente por la imposibilidad de asegurar que estos perros no ataquen a especies legalmente protegidas.

En este sentido recuerdan que estos canes son seleccionados y se potencia su agresividad contra los animales silvestres, lo que pondría en peligro a especies amenazadas, como ya ha ocurrido con al menos un lince en la provincia de Córdoba.

Además, afirman que es conocido el hecho de que algunos de estos perros quedan extraviados tras la acción cinegética, llegando a volverse cimarrones y, dado que recurren a los principios instintivos de supervivencia, pueden matar a especies silvestres sin control o incluso ganado.

Destacan estas organizaciones como otro aspecto negativo de las rehalas la mejorable calidad de vida en muchos de estos perros, y que monterías perjudican al desarrollo de otras actividades económicamente muy rentables como el turismo de naturaleza: ornitólogos que han visto a estos canes matando a ciervos en miradores como el salto del gitano o la portilla del Tiétar en Monfragüe han resultado horrorizados.

Por todo ello, estas 62 organizaciones, respaldadas por más de 90.000 firmantes, solicitan a la Junta de Extremadura que desestime la propuesta para declarar BIC las monterías con rehalas, y creen se debería estudiar si es admisible el uso de rehalas en la caza por la gran cantidad de inconvenientes que presenta.

Coinciden con la opinión que varios colectivos jurídicos han manifestado, la oposición a la declaración de las monterías y rehalas como BIC en Andalucía, alegando que “una actividad que se basa en la muerte y sufrimiento de animales, y que es fuente de tanta controversia social, no puede ser objeto de protección especial por parte de las instituciones”.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel