11 julio 2020
  2 . 054 . 114 lectores
El Comité de Ambulancias Tenorio denuncia “la pesadilla vivida” durante la COVID-19

Tres meses después de que los trabajadores de las ambulancias se enfrentaran al primer servicio conocido de COVID-19 la experiencia que cuentan “es aterradora”:

“En todo este tiempo, la empresa apenas nos ha provisto de material de protección, limpieza y desinfección a pesar de haber sido requerida en varias ocasiones por la Inspección de Trabajo y hasta por los tribunales. Ha sido el Servicio Extremeño de Salud el que ha tenido que asumir en parte esas obligaciones, si bien, hubo un momento durante mediados de marzo en que desde el SES pusieron algún problema a la hora de equipar a los compañeros que realizaban traslados relacionados con la COVID-19”.

Añaden que “el material de limpieza también ha brillado por su ausencia y apenas se conocen trabajadores que hayan visto un gel hidroalcohólico proporcionado por la empresa. En general, la mayoría de los trabajadores ha tenido que realizar un gasto personal para comprar material de limpieza y protección, por necesidad, ya que estaba en juego la salud de todos”.

Relatan que han sido semanas de duro trabajo por parte de los Delegados de Prevención de Riesgos en el Comité de Seguridad y Salud, “cuyos miembros se han visto sumidos en la impotencia de ver como la empresa apenas ponía escusas por sus incumplimientos en este sentido, aludiendo simplemente a la imposibilidad de poder encontrar EPIs”. Ha sido para ellos muy frustrante ver a sus compañeros desamparados, “al mismo tiempo que en las visitas a grandes superficies éramos testigos de que allí los trabajadores iban provistos de mucho más material y de más calidad que los trabajadores de las ambulancias”.

También han sido testigos de cómo “muchos traslados no se han hecho cumpliendo con las normas de seguridad establecidas. La empresa lleva meses instaurando la política del miedo en la plantilla y ésta simplemente se limita a cumplir órdenes. Hemos visto en redes sociales como el director de una residencia de ancianos y un bombero denunciaban valientemente algunos de estos hechos de los que fueron testigos”.

“Hemos visto como se destruían residuos relacionados con la COVID-19 en un bidón de chapa mediante su incineración al aire libre. Residuos que en la mayoría de los casos consistían en sábanas de los hospitales por falta de otro medio con el que limpiar el interior de las ambulancias”.

Continúan en su particular relato de los hechos expresando que “también hemos sufrido las reticencias desde las autoridades sanitarias a realizarnos los test de COVID-19. Los escasos trabajadores a los que se les ha realizado dicho test han tenido que rogar mucho para lograrlo”.

Han llegado a temer cada día por el contagio, y lo que es peor llevar el virus a sus hogares. Muchos trabajadores tienen familiares con patologías de riesgo y el estrés vivido “ha sido terrible”.

“Hemos sufrido falta de información por parte de las autoridades sanitarias, que en los inicios de la crisis raramente informaban de la gravedad del traslado que ibas a realizar, hasta el punto de que el trabajador que realizó el traslado de la primera persona fallecida en Extremadura acabó contagiado por no llevar el EPI adecuado ya que realizó el traslado protegido simplemente con mascarilla quirúrgica y un par de guantes”.

“Hemos visto cómo la empresa desatendía la obligación impuesta por los tribunales de impedir que los trabajadores se llevaran el uniforme a sus casas tras largas jornadas de trabajo atendiendo pacientes con todo tipo de patologías, muchas de ellas relacionadas con la COVID-19”.

“Hemos conocido como muchos de los pacientes que trasladábamos terminaban falleciendo y como a otros les han quedado secuelas irreversibles”.

“Hemos tenido que sufrir ataques por parte de la empresa ante la opinión pública, con acusaciones de robo de material y hemos aguantado cómo la empresa vendía una realidad ante los medios que no era tal. No era entonces el momento de desmentirla sino de luchar contra la pandemia. Ahora podemos decir alto y claro que esta empresa miente, mentía y probablemente mentirá acerca de los medios con los que ha dotado a los trabajadores para protegerse de la COVID-19”.

“USAN LOS MEDIOS COMO MEDIDA DE ACOSO”

“También la empresa ha usado los medios de comunicación para acosar a compañeros del comité. Uno de nuestros compañeros publicó durante estos días un artículo de opinión sobre la situación que ha sido respondido con amenazas por parte de la empresa. Valga este escrito de apoyo a cada palabra suscrita por el compañero. Además, los delegados de prevención y en especial el presidente del comité de seguridad y salud de la provincia de Badajoz se está viendo acosado por actuar de interlocutor en muchas denuncias”.

ACLARACIÓN: Fue 7Días (este mismo medio) quien en nuestro ejercicio diario de pluralidad dio voz a V.J.A.S publicando su artículo de opinión, igual que dimos a la empresa la oportunidad de réplica. Tal cual llevamos haciendo desde que la Junta de Extremadura decidió cambiar la empresa encargada del transporte sanitario terrestre y todos los problemas derivados desde entonces por tal decisión.

En definitiva, aseguran que han sido testigos de primera mano de muchas negligencias y de sus consecuencias. “Muchos han vivido un auténtico infierno”.

Pero no todo ha sido malo, continúan, “hemos sido felizmente testigos del apoyo por parte de la sociedad civil, implicada en muchas ocasiones proporcionando equipos de protección individual a los trabajadores consistente en batas, mascarillas, buzos y pantallas. Donde no ha llegado la empresa han llegado las personas. A todos ellos gracias, y a todos los que salíais a animarnos desde los balcones también, muchas gracias”.

Ahora la sociedad se acerca felizmente a una nueva normalidad, pero desde el Comité de Ambulancias Tenorio temen que esa nueva normalidad suponga, aún más si cabe, un empeoramiento de las condiciones de los trabajadores del servicio de ambulancias “y anunciamos que en las próximas semanas se sentarán las bases de nuestra futura pero próxima actuación sindical en defensa de nuestros intereses y el de los usuarios del sistema público de transporte sanitario”.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia


1  comentario

  1. Rosa María González Gemio
    05/06/2020 01:15 h.
    Ayer día 4 dieron el alta a mi madre a las 11 de la mañana,necesitaba traslado a casa en ambulancia. Dicha ambulancia ha llegado a las 11.30 de la noche. Eso es normal?

AQUALIA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel