04 abril 2020
  2 . 017 . 143 lectores
Hay un pueblo extremeño donde no nace nadie hace 20 años

La tasa bruta de natalidad de Extremadura en 2018 fue de 7,3 nacimientos por cada 1.000 habitantes, 7,7 en la provincia de Badajoz y 6,6 en la de Cáceres. Esta tasa se ha ido reduciendo en los últimos años debido al envejecimiento de la población, al retraso en la edad de maternidad y a otros cambios sociales.

Huélaga es el municipio que presenta mayor tasa de natalidad 22,9 nacimientos por cada 1.000 habitantes, pero en municipios tan pequeños como éste (220 habitantes) la tasa es muy variable, ya que este año es la más elevada, pero en los dos años anteriores fueron de 18,1 y 4,5, llegando en los años 2008 y 2009 a ser nula.

En contraposición, en 2018 Extremadura tuvo 52 municipios que no registraron ningún nacimiento, siendo 8 de la provincia de Badajoz y 44 en Cáceres. En 2017 esta cifra fue de 18 municipios: 3 en Badajoz y 15 en Cáceres.

En concreto, Cachorilla es el municipio extremeño que acumula más años sin que hayan visto nacer a nadie, el último fue en 2000, seguido de El Carrascalejo y Ruanes donde los últimos nacimientos fueron en 2007 y 2009 respectivamente.

Los mayores descensos de nacimientos en términos relativos durante los últimos 20 años se han producido en los municipios: La Zarza, pasando de 36 nacimientos en 1999 a 2 en 2018; Villamiel, pasando de 11 nacimientos a 1; Trujillo, pasando de 90 nacimientos a 13; o Montemolín, pasando de 14 nacimientos a 2.

AGRUPACIONES MUNICIPALES ESTADÍSTICAS (AME)

En la zona de Villuercas-Ibores-Jara, 10 de los 19 municipios que la integran no han tenido nacimientos o han tenido solamente 1, además se ha producido una pérdida poblacional en los últimos 20 años superior al 25% de la población en 12 de los 19 municipios.

En Alía no se ha producido ningún nacimiento siendo un municipio con 834 habitantes según padrón de 2019, y con 114 mujeres en edad fértil, sin embargo, Castañar de Ibor presenta 9 nacimientos con 1.054 habitantes y 168 mujeres en edad fértil. Siendo la pérdida poblacional más acusada en Alía (-40,8%) que en Castañar de Ibor (-23,2%).

Otra de las zonas más castigadas respecto a municipios con escasos nacimientos es Sierra de San Pedro, donde de los 8 municipios que la comprenden 3 de ellos no registra ningún nacimiento (Santiago de Alcántara, Herrera de Alcántara y Salorino) y otros 4 presentan 3 o menos nacimientos. Sólo Valencia de Alcántara, municipio de mayor población, presenta 23 nacimientos, pero a pesar de ello la tasa de natalidad de este municipio supera por poco los 4 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

En cuanto a la pérdida poblacional de esta zona, todos los municipios que la integran han perdido población en los últimos 20 años, siendo la pérdida más acusada (mayor del 25%) en Santiago de Alcántara, Salorino, Herreruela, Carbajo, Membrío y Herrera de Alcántara por este orden.

Dentro de las zonas con datos menos favorables se encuentra el municipio de Pinofranqueado, perteneciente a la AME Trasierra-Tierras de Granadilla-Valle del Ambroz-Hurdes, con 1.736 habitantes, 320 mujeres en edad fértil y donde se han registrado 22 nacimientos (12,6 nacimientos por cada 1.000 habitantes) superando los de Hervás (21 nacimientos) con algo menos de 4.000 habitantes y 814 mujeres en edad fértil.

En contraposición se encuentra el municipio Baños de Montemayor, con 759 habitantes y 129 mujeres en edad fértil y sin nacimientos registrados en 2018. Con respecto a la pérdida poblacional en el periodo considerado, 3 de los 29 municipios pertenecientes a esta AME, han ganado población (Baños de Montemayor, Abadía y Hervás), de los 26 restantes las mayores pérdidas la presentan Casares de las Hurdes (-44,6%), Ladrillar (-40%) y Marchagaz(-36,9%).

ZONAS MÁS FAVORABLES

Entre las zonas menos castigadas se encuentra la AME Guadiana, donde el número de nacimientos por 1.000 habitantes es 9,3 y ha presentado una ganancia poblacional del 9,5%.

De los 8 municipios que comprende esta zona, 4 tienen tasas brutas de natalidad superior a la media y el resto están cercanos a dicha cifra, a excepción de Medellín que presenta 14 nacimientos con una población de 2.263 habitantes y 491 mujeres en edad fértil (6,2 nacimientos por cada 1.000 habitantes). A pesar de que la zona en su conjunto haya presentado una ganancia poblacional, 6 de sus 8 municipios tienen pérdidas poblacionales en el periodo, cabe destacar Valdetorres que presenta una pérdida 14,9%.

Tierra de Barros es la AME con mayor tasa de natalidad para el año 2018 (9,6 nacimientos por cada 1.000 habitantes) y la cuarta AME que mayor porcentaje de población ha ganado en los últimos 20 años.

De los municipios que la conforman todos tienen tasas superiores al valor de Extremadura (7,3), a excepción de Nogales (4,6 nacimientos por 1.000 habitantes) y Entrín Bajo (3,6 nacimientos por 1.000 habitantes). El municipio que más porcentaje de población ha ganado ha sido Almendralejo (21,5%) pero hay también 5 municipios de la zona que han perdido población, el que presenta mayor pérdida es Entrín Bajo (-18,5%).

En la provincia de Badajoz, 6 de las 16 AMEs que la integran han tenido un porcentaje positivo en la diferencia poblacional, presentando el mejor porcentaje la AME de Mérida (17,8%), sin embargo, la que mayor tasa de natalidad corresponde a Tierra de Barros (9,6 nacidos por cada 1.000 habitantes).

En cuanto al porcentaje de mujeres en edad fértil existe una diferencia de 0,5% entre ambas AMEs. En el lado opuesto se sitúa la AME Siberia I y la AME La Serena con pérdidas poblacionales del 18,9% y 21,2% respectivamente, que, además, presentan tasas de natalidad de 6 y 5,4 teniendo un porcentaje de mujeres en edad fértil del 18% y 19,5% respectivamente.

En la provincia de Cáceres, tan sólo 3 de las 15 AMEs que la integran han tenido un porcentaje positivo en la diferencia poblacional (Cáceres, Valle del Jerte y Campo Arañuelo), presentando el mejor porcentaje la AME de Cáceres (22,3%), sin embargo, la mayor tasa de natalidad corresponde de Campo Arañuelo (8,6 nacidos por cada 1.000 habitantes), en cuanto al porcentaje de mujeres en edad fértil es algo superior en Cáceres (22,9%).

En el lado opuesto se sitúa la AME Villuercas-Ibores-Jara con pérdida poblacionales del 28%, con tasa de natalidad de 4,8 nacidos por cada 1.000 habitantes y un porcentaje de mujeres en edad fértil del 16%.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel