05 abril 2020
  2 . 017 . 143 lectores
Mucho Celta para el Mérida AD

El Celta pasó como un rodillo en el estadio Romano para superar a un Mérida Asociación Deportiva, que a pesar de su entrega, cayó derrotado por un contundente 1 – 4. De esta manera los vigueses ganaban por primera vez en su historia en el feudo emeritense.

En los primeros compases del encuentro era el conjunto gallego el que llevaba el peso del partido. Sin embargo los romanos estaban muy serios y bien plantados sin dejar espacios que pudieran aprovechar los vigueses.

El Celta tuvo dos acercamientos tímidos, uno de Brais Méndez y otro de Pione Sisto, pero Javi Sánchez y la defensa emeritense no hacían concesiones.

Con el paso de los minutos el Mérida quiso tener mayor presencia en el juego e hizo que el Celta no estuviera cómodo sobre el césped del estadio Romano.

Tuvo el conjunto vigués tres ocasiones muy claras en cuestión de dos minutos. Pione Sisto lo intentó con un disparo lejano, un remate de cabeza de Araujo y Juan Hernández, también desde lejos, pero la puntería no estuvo de su lado.

Fue en el minuto 23 cuando los gallegos se adelantaron en el marcador. En una buena jugada Brais Méndez dio un pase medido desde la izquierda para que Santi Mina, en el segundo palo, batiera a Javi Sánchez.

El Celta quería cerrar el partido por la vía rápida y dos minutos después de nuevo Santi Mina pudo hacer el segundo de forma idéntica que el primero, pero esta vez el cabezazo se marchó por la línea de fondo.

Fue Pione Sisto, el mejor del partido hasta el momento, el que hizo el segundo para el Celta. Corría el minuto 29 cuando con un potente derechazo, de más de 30 metros, anotara un auténtico golazo.

Los vigueses se estaban tomando muy en serio esta eliminatoria y no contento con estos dos goles iban a por más. Hugo Mallo estrelló el balón en el lateral de la red, en lo que hubiera sido el tercero. Estaba siendo un monólogo celeste.

Entonces llegó la reacción del conjunto romano. En el minuto 36 Iosu Villar se topó con Sergio en un disparo de primeras que repelió el cancerbero gallego con la punta de la bota.

Este fue el preludio del tanto emeritense. Dos minutos después el colegiado señalaba un penalti a favor del equipo extremeño. El encargado en transformarlo fue Gonzalo Poley, que con un disparo raso a la derecha engañó a Sergio Álvarez.

Con este tanto la grada del estadio Romano pareció reaccionar. Al grito de sí se puede espoleaban a los suyos en busca del gol del empate. Sin embargo tras una tarjeta amarilla a Santi Mina por cortar un contragolpe, se llegarían al final de los primeros 45 minutos.

SEGUNDO TIEMPO

Durante el descanso Diego Merino decidió hacer una doble sustitución. Ocuparía la portería Curro Harillo, en lugar de Javi Sánchez, y también ingresó en el terreno de juego Miguel Ángel Espinar en lugar de Antonio Pino.

Había transcurrido tan solo un minuto de la segunda mitad cuando el colegiado decretó penalti a favor del Celta por un derribo en el interior del área de Iosu Villar sobre Hugo Mallo. El encargado de transformarlo fue Brais Méndez. Este tercer tanto del Celta cayó como un jarro de agua fría sobre la afición romana.

El Celta no se conformaba con la diferencia de dos goles y siguió buscando la portería emeritense. Pione Sisto tuvo la sentencia en sus botas, en el minuto 55, pero el balón se topó con un defensa y se marchó a saque de esquina.

Por su parte el Mérida no estaba dispuesto a bajar los brazos, y menos delante de su afición. Un minuto después Espinar intentó sorprender a Sergio Álvarez con un disparo desde la frontal, pero el balón se fue por la línea de fondo.

El tanto de la sentencia para el Celta llegó en el minuto 59. Santi Mina haría el cuarto para el Celta, y el segundo en su cuenta personal, tras un gran control y delante de Harillo puso el balón en el segundo palo.

La diferencia en el marcador parecía insalvable pero los emeritenses seguían queriendo mostrar las ganas de agradar a su afición. En el minuto 62 Iosu Villar lo intentó desde lejos. Esa fue la última intervención de este jugador, que fue sustituido tres minutos después por Dani Espinar.

El Celta parecía que daba el resultado por bueno, porque a partir del minuto 70 el encuentro bajó de intensidad y las ocasiones de gol brillaban por su ausencia. Más aún cuando Sergio Álvarez dio el susto y tuvo que ser atendido por las asistencias. Al final todo quedó en nada.

El Mérida lo seguía intentando pero sin mucho peligro. Poco después Araujo caía al terreno de juego y tras atenderle las asistencias tuvo que ser sustituido. No podría continuar a causa de la lesión.

Finalmente el marcador no se volvería a mover pero la afición romana se había divertido al ver a su equipo enfrentarse a un Primera como es el Celta. Así lo demostró con los olés en los últimos minutos.

FOTO: Mérida AD



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel