23 agosto 2019
  1 . 244 . 548 lectores
OPINIÓN: Neil, Valentina y la más importante, Luna

Hace 50 años que el hombre llego a la Luna. Por entonces seguramente las mujeres tenían muy difícil el tema de ser astronautas, pero ya estaba nuestro satélite con nombre femenino para darnos poder y recordarnos a Valentina Tereshkova que fue, a sus 26 años, la primera mujer que viajó al espacio, en 1963.

La Luna es el único satélite natural de la Tierra, con un diámetro ecuatorial de 3.474 kilómetros (Wikipedia dixit), el quinto satélite más grande del sistema solar y aún así preferimos dedicarle medio siglo de halagos al hecho de haber plantado la bandera sobre tu tierra virgen.

La hazaña eres tú, y no le quito mérito a Neil Armstrong, ni a Laika (la perra que viajo en cohete), pero si tengo que coronar a alguien desde la Tierra serías tú, no por nada en especial, es que tú sola ya la coronas.

Contigo descubrimos el misterio de la cara oculta, que tanto da para hablar. Y también está el hecho de que estés brillando en el cielo cuando es de noche, incógnitas que han provocado que cientos de miles de científicos te estudiaran y hasta hicieran una expedición para ponerte bandera.

Tu hemisferio visible está marcado con oscuros mares lunares de origen volcánica entre las brillantes montañas que te adornan y los destacados atroblemas. Eres un cuarto del diámetro de la Tierra y 1/81 de su masa.

Eres mágica. Porque a pesar de ser en apariencia uno de los objetos más brillantes después del Sol tu superficie es oscura. El Sol te da luz. Pero aún así no lo necesitarías para sobrevivir, entiéndeme, es una manera de decirte que ‘más vale sola que mal acompañada’.

Tu influencia, y eso que se supone que eres inerte, hace que se vean los cielos luminosos en la noche, que tu gravedad cambie las mareas, que aumenten los días y que los lobos te aúllen en luna llena.

La Luna es el único cuerpo celeste en el que el ser humano ha realizado un descenso tripulado, hasta en eso eres única. Aunque el programa Luna de la Unión Soviética fue el primero en alcanzar la Luna con una nave espacial no tripulada, el programa Apolo de Estados Unidos realizó las únicas misiones tripuladas al satélite terrestre hasta la fecha, comenzando con la primera órbita lunar tripulada por el Apolo 8 en 1968, y seis alunizajes tripulados entre 1969 y 1972, siendo el primero el Apolo 11 en 1969, y el último el Apolo 17.

En 1970, la Unión Soviética puso en la superficie el primer vehículo robótico controlado desde la tierra: Lunojod 1. El rover fue enviando fotografías y vídeos de la superficie que recorrió (10 kilómetros) durante casi un año.1​

Desde la misión del Apolo 17 en 1972, has sido visitada únicamente por sondas espaciales no tripuladas, en particular por el astromóvil soviético Lunojod 2. Desde 2004, Japón, China, India, Estados Unidos, y la Agencia Espacial Europea han enviado orbitadores. Pero no te sientas sola, pronto te visitarán de nuevo, pues se han planeado futuras misiones tripuladas, aunque aún no se han puesto en marcha.

FOTO: Francisco Luis Fernández Díaz



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel