08 agosto 2020
  2 . 054 . 114 lectores
Salvemos el Guadiana critica las trabas de algunos extremeños para librarnos del camalote

La Asociación Ciudadana Salvemos el Guadiana ha seguido muy de cerca los trabajos realizados, tanto por la UME como por las empresas licitadas y supervisadas por la Confederación Hidrográfica del Guadiana, TRAGSA y FORESA, del plan de choque iniciado hace poco más de un año contra el camalote y las especies invasoras.

“Hemos comprobado día tras día la efectividad de este plan y el seguimiento y control que están haciendo las administraciones implicadas, tal y como se contemplaba en el plan y como nuestra asociación reivindicó desde hace más de 3 años”.

“La ciudadanía de Badajoz y, en general toda Extremadura, hemos mostrado nuestro agradecimiento y satisfacción por estos trabajos. Tal y como se contemplaba en el plan de este año sabemos que la UME tenía previsto su trabajo hasta el 20 se diciembre. Para nuestra sorpresa y disgusto y debido a la inestabilidad política que llevamos sufriendo estos últimos meses, este plan va a quedar a medio hacer y la UME tendrá que dejarnos 10 días antes de lo planificado”.

Comentan que han estado visitando los trabajos en las distintas localizaciones de las cuadrillas de la UME en el río Guadanilla y Guadámez, brazos del río Guadiana cerca de la población de Valdetorres. Grandes extensiones de terreno agrícola rodean las orillas de estos riachuelos. Las dificultades y lo intricado del terreno (paredes naturales de unos dos metros de acceso al río, la extrema densidad del camalote que hay de desgarrar a mano en esta zona, grandes arbustos y árboles, muchos de ellos eucaliptos, etc..) para que la pesada maquinaria pueda extraer el camalote junto al peligro que ello conlleva para hacer el trabajo, les ha sorprendido enormemente y admiran mucho más a esta unidad.

Añaden que son conocedores de las causas que provocan la proliferación de esta planta, los vertidos de los pueblos y ciudades, los de los propios ciudadanos que creen que el río es un basurero y, fundamentalmente los vertidos de aguas agrícolas que van llenas de fosfatos, nitratos y multitud de sustancias químicas de los fertilizantes e insecticidas, junto a las altas temperaturas, hacen que el camalote se extienda a sus anchas en las sucias aguas de nuestro río. “El camalote necesita todos estos alimentos y nosotros se lo facilitamos”.

Militares de León, de Zaragoza, de Madrid y más ciudades españolas se meten en las frías aguas del río para librarnos de esta planta invasora y nos dejan todo un espectáculo de aguas que corren limpias, transparentes y llenas de vida en los tramos que ya están limpios. “Hemos de mencionar también la ayuda desinteresada de Cruz Roja que está colaborando con voluntarios a la labor que se está haciendo en esta zona”.

Si esto es digno de admirar y agradecer lo que más les ha sorprendido en esta visita ha sido observar cómo el dueño de una de estas extensiones de terreno agrícola se queja del trabajo de la UME porque en un espacio que dice de “su propiedad”, las máquinas han destrozado un cerrito hecho por él, que contenía las aguas cuando hay crecidas.

“Curiosamente comprobamos in situ cómo ese terreno, a menos de 5 metros de la orilla del río, es decir, propiedad pública y no privada, puesto que son los límites de la confederación, es apropiado ilegalmente por un ciudadano al que hay que convencer con buenas palabras de la labor que está haciendo la UME para librarnos del camalote y que, probablemente, él esté propiciando con sus vertidos. Asimismo, comprobamos edificaciones privadas con bombas de agua a menos de estos 5 metros de la orilla del río, huertas delimitadas en esos terrenos públicos, montones de plásticos esperando a evaporarse, cadenas prohibiendo el paso por caminos que por ley son de acceso al río y tienen que estar abiertos, y quejas, muchas quejas de algunos ciudadanos a la labor que está haciendo la UME porque “pisan” su ilegal propiedad privada”.

Hechos como estos dejan mucho que desear de la conciencia de algunos extremeños de lo nuestro, a los que solo les interesa “lo suyo”, y que dejan un rastro en los demás de “vergüenza” por pertenecer a la misma ciudadanía, critican desde la asociación.

De la misma manera, instan a las administraciones implicadas y los ciudadanos a vigilar y a denunciar estas extralimitaciones de quienes consideran que lo público es suyo, y que, “encima de que se trabaja por librarnos de esta invasión y por el bien de todos que nos está costando miles de euros, se permiten el lujo de poner trabas a este ingrato trabajo”.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

AQUALIA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel