26 Mayo 2024
2 . 054 . 114 lectores

Carta abierta al consejero de Sanidad, José María Vergeles

Emilio-José de José Casillas

6 de Mayo de 2022

Carta abierta al consejero de Sanidad, José María Vergeles

 

Estimado Dr. Vergeles:

 

Me veo en la obligación de responderle a sus últimas declaraciones en la red social Twitter referentes a la situación de falta de asistencia sanitaria que vive Villalba de los Barros desde hace varios años. Situación que como sabe hemos transmitido a la Defensora de los Usuarios del Sistema Sanitario con el refrendo de cientos de firmas de vecinos de nuestro pueblo.

 

Con profunda decepción pudimos leer sus declaraciones, y lejos de reconocer usted las necesidades palpables que tenemos, se ciñó tan sólo a quitarle importancia al asunto y a desvirtuar la verdad. No es cierto que nuestra protesta haya sido causada por “estar sin médico dos días” como ha manifestado. Queremos pensar que sus palabras son motivadas por la falta de información veraz no transmitida por el alcalde de Villalba; quien temeroso quizás de represalias de su partido político en otras instancias, calla y otorga con la manifiesta falta calidad asistencial que padecemos desde hace mucho tiempo.

 

Y digo bien que quiero pensar que ha sido por ese motivo de falta de veracidad, porque si esas declaraciones suyas las ha hecho de manera consciente, usted miente con conocimiento de causa. Y se lo recordaremos una y otra vez en cualquier foro por despreciar las necesidades del pueblo de Villalba.

 

Con todos los respetos Sr. Vergeles, me permito recordarle que usted es médico antes que político. Y como médico (de atención primaria para más ironía de la situación), sabe perfectamente y por experiencia personal, lo importante que es para todo paciente, para todo ciudadano, tener un médico “de cabecera” que le asista de manera regular. Que conozca sus patologías, sus antecedentes familiares, sus tratamientos, etc. y le realice un seguimiento a lo largo del tiempo. Esa ha sido siempre la función de un médico de familia como bien sabe. Máxime en el mundo rural y en pueblos apartados de ciudades mucho mejor dotadas.

 

¿Sabe usted que desde enero de 2019 al día de hoy han pasado por el Consultorio de Villalba 18 médicos sustitutos? Unos duraron meses, otros duraron semanas… y la mayoría tan sólo estuvieron días. Es algo que requiere un profundo análisis para ver qué se está haciendo mal.

 

Villalba es un pueblo de unos 1.500 habitantes. Con una población envejecida y que se encuentra a 4 km de su Centro de Salud de referencia en Aceuchal, y a 20 Km del Hospital Tierra de Barros. Además, contamos desde 2009 con una residencia municipal para mayores dependientes cuyo médico es el mismo compartido con el resto de los vecinos. Podrá usted imaginar rápidamente el tiempo que hay que dedicar a ese centro socio-sanitario en detrimento del tiempo dedicado al resto de la población. Por ello, no sólo hay que fijarse en el número de habitantes que tiene Villalba, sino en su contexto.

 

Nos llama poderosamente la atención, que de las cuatro reivindicaciones principales que le hemos transmitido, tan sólo hay una en la que quizás sea cierto lo complicado de encontrar solución: médico fijo que quiera trabajar en Villalba. ¿No se ha preguntado usted tal vez que quizás no encuentren médicos porque las condiciones laborales y los contratos que realiza el SES no sean precisamente los más atractivos del mercado laboral?

 

Pero ¿y del resto de nuestras reivindicaciones? Es cierto y sin lugar dudas que Villalba no tiene ni ha tenido un auxiliar administrativo del SES que se encargue de la atención de mostrador a los pacientes y sus gestiones cotidianas en un consultorio médico rural. El Ayuntamiento no tiene capacidad para poner un trabajador fijo en ese puesto. Por eso colabora siempre que puede con los seleccionados en todo tipo de planes de empleo a lo largo de los años. Personas que duran en el puesto lo que duran los planes: meses a lo sumo.

 

Hoy día sería imposible decirle cuantos auxiliares administrativos han desempeñado ese puesto; y a los que les hemos confiado nuestros datos sanitarios, nuestras enfermedades, nuestros tratamientos, nuestras citas médicas, etc. ¿Considera usted eso correcto?

 

Es cierto y sin lugar a rebate alguno que Villalba tenía dos enfermeros hasta comienzos de los años 2000, y desde entonces sólo tenemos uno. ¿Conocía usted ese dato?

 

Cualquier persona que esté inscrita en las bolsas de empleo del SES puede consultar fácilmente en la web su situación en las listas con su DNI. Unos estarán más arriba y otros más abajo… pero todos podrán deducir que hay por lo general decenas (cuando no cientos) de personas por delante a la espera de poder trabajar para el SES. Como auxiliares administrativos, como enfermeros… ¿cómo médicos?

 

Por tanto, no es cierto que sea un problema de falta de “candidatos”, es un problema de falta de voluntad política. Esa voluntad que usted antepone a su voluntad como médico.

 

En base a todo lo que acabo de narrarle, no nos puede negar por tanto nuestra afirmación cuando decimos que desde que la Junta de Extremadura se hizo cargo de lo que antes era el INSALUD allá por 2001, en Villalba no hemos dejado de perder paulatinamente calidad asistencial sanitaria.

 

Todas estas cuestiones y más, me gustaría habérselas transmitido personalmente. Pero después de dos solicitudes de audiencia, registradas y dirigidas a usted, todavía estoy a la espera de que al menos me dé una respuesta por el mismo cauce y no en las redes sociales.

 

Con la esperanza de que algún día próximo podamos hablar frente a frente de los problemas de Villalba para encontrar una solución sensata y eficaz, reciba un cordial saludo de este paciente.

 

POR: Emilio-José De José Casillas.