24 Abril 2024
2 . 054 . 114 lectores

Extremadura es la tercera comunidad con mayor riesgo de pobreza

Extremadura es la tercera comunidad con mayor riesgo de pobreza

 

El Instituto Nacional de Estadística ha hecho públicos los datos del indicador AROPE (At Risk Of Poverty and/or Exclusion), encargado de medir qué personas se encuentran en riesgo de exclusión social y pobreza. 

 

La tasa AROPE se situó en el 26,5% de la población residente en España en 2023, frente al 26,0% del año anterior. 

 

Las tasas AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social más elevadas se dieron en el año 2023 en Andalucía (37,5%), Canarias (33,8%) y Extremadura (32,8%). En el otro extremo de la tabla, País Vasco (15,5%) y Comunidad Foral de Navarra (17,2%) presentaron las tasas de riesgo de pobreza o exclusión social más bajas. 

 

Respecto a las tasas de riesgo de pobreza, las más elevadas se dieron en Andalucía (30,5%), Extremadura (27,6%) y Canarias (26,1%). Por el contrario, en País Vasco (10,2%), Comunidad de Madrid (12,9%) y Comunidad Foral de Navarra (13,8%) han sido las comunidades que presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas. 

 

Dificultades económicas de los hogares en 2023 

 

En el cómputo nacional, el 9,3% de la población manifestó llegar a fin de mes con “mucha dificultad” en 2023. Este porcentaje fue 0,6 puntos superior al registrado el año anterior. Por su parte, el 37,1% no tuvo capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 35,5% del año 2022. 

 

El 33,1% de la población no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Este porcentaje fue 0,4 puntos inferior al registrado en 2022. 

 

Atendiendo a las dificultades para llegar a fin de mes, Andalucía (13,6%), Extremadura (11,0%) y Canarias (9,9%) fueron las comunidades autónomas con mayores porcentajes de personas que llegaban a fin de mes con “mucha dificultad” en 2023. Las que por el contrario presentaron los menores porcentajes fueron La Rioja (4,8%), Illes Balears (5,2%) y Principado de Asturias (5,6%). 

 

Además, desde el INE indican que el ingreso medio por persona alcanzó los 14.082 euros, cifra un 8,3% superior a la registrada el año precedente.