29 Febrero 2024
2 . 054 . 114 lectores

OPINIÓN: El "SÍ" del PSOE a la Amnistía

2 de Noviembre de 2023

El "SÍ" del PSOE a la Aministía

Felipe González en los años 80

 

"De pana y sin corbata los vi en la España del 82...".

 

Así precisamente da comienzo uno de los pasodobles de un histórico autor del carnaval gaditano, Constantino Tovar Verdejo.

 

Y parece ser que hasta esa misma España nos estuviésemos retrotrayendo ahora cuando de entrada el PSOE dijo "no" a la OTAN como también dijo “no” a la Amnistía y en estos momentos no tendrá más remedio que tragar con ella.

 

Y lo harán como ya dijeron "no" a la OTAN y, finalmente, España acabó siendo uno de los países miembros del Tratado del Atlántico Norte.

 

En política es común afirmar algo y tener que desdecirse posteriormente, ya que en la actualidad gobernar en minoría no es posible a menos que sea con mayoría absoluta. Algo que, parece ser, tardará tiempo en volver a suceder en España, pues el Parlamento está más fragmentado que nunca.

 

Y el Parlamento es precisamente el conjunto de lo que España representa, con sus particulares diversas y sus diferencias territoriales. Una España en la que las comunidades autónomas ganan peso sobre el peso del Estado, y un Estado que -en muchas ocasiones- premia a unos territorios sobre otros de forma injusta y desproporcionada.

 

En este sentido, precisamente, giran las decisiones enfrentadas en torno a la Amnistía. Lejos del Referéndum, hablar de Amnistía para el PSOE y los grupos que le apoyan es decir “no” a un gobierno entre PP y Vox, pero a un precio que no todos los ciudadanos de la izquierda están dispuestos a pagar.

 

Hablar de Amnistía, como ya se habló para abrazar la democracia con la Transición en aquel entonces, supondría ahora perdonar a los presos del ‘Procés’ y considerar, por tanto, que no existió delito. Y en ese momento, en aquella España, precisamente en 1977, Alianza Popular -lo más parecido al PP de ahora- también se opuso a aquella Ley de Amnistía. No convendría olvidar que fue entonces, la nombrada ley, la que permitió aceptar el espíritu de la Concordia para dar un paso hacia el sistema democrático.

 

Lo que sí está claro es que España no se va a romper, pero también hay que tener claro que se compone de 17 partes diferentes con algo en común. Lo diferente las hace particulares y lo común las une. Y es en esa aceptación donde no se debe imponer un componente único y patriótico para borrar lo que hace a cada Comunidad Autónoma lo que es.

 

Destacable es la posición del entonces presidente del Gobierno, Felipe González, que se opuso a la OTAN para posteriormente abrazarla. Y es destacable porque ahora se ha posicionado en contra de una Ley de Amnistía en torno al ‘Proceso Catalán’, mientras que Zapatero se ha posicionado a favor. González, que ha llegado a pedir incluso un pacto entre PSOE y PP para la estabilidad del país, hubiera parecido olvidar todo lo que él estuvo dispuesto a hacer para gobernar la España que ya no es cómo era porque ha cambiado.

 

Con PP y Vox en contra, Pedro Sánchez gana camino hacia la investidura gracias al apoyo de Sumar, PNV, EH-Bildu y ERC. A la espera de conocer cuáles serán las peticiones concretas de Junts, el acercamiento es claro tras la reunión mantenida entre el Secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, con Puigdemont.

 

La Amnistía, de la que todos hablan, es el coste de oportunidad claro y rotundo para evitar un gobierno entre PP y Vox. Coste de oportunidad que todos los grupos del Parlamento, excepto los mencionados, junto con UPN y Coalición Canaria -en principio-, están dispuestos a pagar.