23 Abril 2024
2 . 054 . 114 lectores

OPINIÓN: Primer error grave del nuevo concejal de Ferias y Fiestas con los murgueros

NO COMPARTIR: OPINIÓN: Primera cagada del concejal de Ferias y Fiestas con el Carnaval

 

Cuando las cosas se hacen mal, hay que decirlo. Y en este caso al concejal de Ferias y Fiestas, José Antonio Casablanca, le ha cogido el toro pero bien.

 

El ‘recién llegado’ a la política municipal ha publicado las bases de los diferentes concursos del carnaval más de un mes tarde de lo que lo hizo el exconcejal Guti en 2022. A pesar de que comenzó fuerte –como suelen hacer todos recién llegados al ‘poder’- reuniéndose con los representantes de las agrupaciones, ha tenido que esperar a que pasara el puente de diciembre para darlas a conocer en su totalidad.

 

Casablanca, como los carnavaleros bien saben, viene de una murga, Al Maridi. Es decir, que conoce perfectamente el funcionamiento de un grupo desde dentro y el trabajo que cuesta sacarlo adelante. ¿Que su función en el Ayuntamiento también es difícil? Por supuesto. Pero si otros años pudieron publicarse las bases antes, en 2023 podría haber sucedido lo mismo.

 

El caso de las murgas es el que mejor conoce ‘Whitehouse’ –Casablanca en inglés-, como se hace llamar en redes sociales. Sabe perfectamente que preparar un repertorio y seis pasodobles y cuplés “por si acaso pasamos” no es fácil si tenemos en cuenta que se premia la actualidad. Pues bien, hasta finales de diciembre no sabremos si hay dos o tres fases en el COMBA y los grupos ya han empezado a quejarse. Algo lógico.

 

Sí es cierto que la FALCAP o la Comisión de Murgas conocían el borrador de unas bases que en principio iban a sufrir pocos cambios. Eso no quita que pudiera haber modificaciones de última hora, lo que inquietaba a aquellos que se desviven por la fiesta.

 

7Días puede adelantar que ya hay división de opiniones, por ejemplo entre comparseros con la forma de puntuar. Las multiplicaciones para hacerle el trabajo más fácil al jurado han llegado para quedarse y costará tiempo adaptarse a ellas.

 

Sin embargo, la peor parte se la vuelven a llevar las murgas, que mínimo hasta el 8 de enero no conocerán si hay tres fases o no. Un error muy grave.

 

No quisiera ser más duro de lo que le correponde, de momento. De hecho, deseo que le vaya lo mejor posible en su primer año. Pero cuidado, porque con los carnavaleros no se juega, José Antonio. Y tú eso lo sabes bien.