14 Junio 2024
2 . 054 . 114 lectores

¿Por qué el aceite de oliva es más caro en España?

¿Por qué el aceite de oliva es más caro en España que en el resto de Europa?

 

Según un estudio realizado por OCU, el precio medio del AOVE español es un 27% más caro que el que se vende en Portugal siendo también aceite español. Asimismo, es también un 16% más caro que el se distribuye en Francia y un 6% más caro que el vendido en Italia de origen italiano.

 

En España el aceite de oliva virgen extra de marca blanca es más caro que en otros países de nuestro entorno, en particular, los países vecinos, donde también se consume habitualmente este producto.

 

PRECIOS DEL AOVE EN EL ENTORNO EUROPEO

 

Estos días el precio medio del AOVE en España ronda los 9€, frente a los 6,86€ que cuesta en Portugal. En Francia e Italia se encuentran por 7,95€ y 8,21€ respectivamente.

 

POR QUÉ ES MÁS CARO EN ESPAÑA

 

Siendo España el principal exportador de aceite de oliva virgen extra de Europa, resulta sorprendente que su precio haya aumentado tanto en nuestro país frente a los países vecinos.

 

En el estudio realizado por OCU, han realizado las siguientes preguntas.

 

¿Es por el tipo de aceite o por su origen?

 

Hemos comparado simplemente precios de marcas de distribuidor, con aceite de origen europeo.

 

¿Es por las malas cosechas?

 

El aceite que está vendiéndose se pagó a precios normales en almazara: el aceite de la última cosecha, más escasa y como tal más cara, no saldrá a la venta hasta noviembre.

 

¿Es por los impuestos?

 

En España ahora el IVA del aceite de oliva está al 5%. En Francia está al 5,5%, en Italia al 4%, mientras que en Portugal se ha rebajado del tipo normal (6%) al 0%.

 

¿Es una reacción a la subida del precio del aceite de girasol?

 

El aceite de oliva siempre tiene un precio más elevado que el de girasol.

Desde OCU piden más control, realizando una petición al Ministerio de Agricultura para que adopte las medidas necesarias para controlar la cadena de producción. Sólo así se garantizaría que no se cometan abusos, instando también a la investigación frente a posibles especulaciones que perjudican tanto al conjunto del sector (agricultores y ganaderos) como a los consumidores.