29 Febrero 2024
2 . 054 . 114 lectores

Se dispara entre la población joven la patología que sufren el 25% de los extremeños

4 de Febrero de 2024

Se dispara entre la población joven la patología que sufren el 25% de los extremeños

 

La Esteatosis Hepática Metabólica (EHMet) o "hígado graso" es una enfermedad asintomática y silente que se produce por un cúmulo excesivo de grasa en el hígado no causado por el alcohol. Y afecta ya a uno de cada cuatro extremeños, "aunque probablemente la prevalencia sea mayor, hasta un 40% de la población de Extremadura podría padecerlo", señala el presidente de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), el Dr. Manuel Romero.

 

Aunque los datos específicos sobre la incidencia del hígado graso en Extremadura son limitados, se observa un crecimiento global en paralelo al progresivo aumento de la obesidad y la diabetes en la población general. "Hablamos, sin duda, de un problema de salud pública de primera magnitud", apostilla el Dr. Romero.

El hígado graso se ha convertido en la principal causa de enfermedad hepática en nuestros días. Requiere además un abordaje multidisciplinar y optimizar las estrategias para evitar la progresión de la enfermedad: reducción de peso y ejercicio.

 

Entre los especialistas preocupa especialmente el impacto de la Enfermedad Hepática Metabólica en adolescentes y jóvenes, segmento en el que estudios recientes han estimado que hasta ocho de cada diez personas con sobrepeso presentan ya hígado graso, y se encuentran en riesgo de desarrollar una cirrosis a edades tempranas. La obesidad y el sobrepeso son, precisamente, junto la diabetes tipo 2, el colesterol y la presión arterial alta (HTA), los principales factores de riesgo de la Enfermedad Hepática Metabólica.

Para la AEEH es fundamental implementar medidas de educación y salud publica dedicadas a combatir los hábitos de alimentación y el estilo de vida de la población, realizar un mayor esfuerzo en cribado y diagnóstico temprano, y avanzar en materia de prevención, no solo en la esteatosis hepática metabólica, también de las enfermedades hepáticas.

 

Hacia la eliminación de la hepatitis C 
 
La Semana de las Enfermedades Hepáticas en Extremadura, un proyecto puesto en marcha por la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), en colaboración con la compañía biofarmacéutica AbbVie, se ha desarrollado esta semana en Badajoz, Plasencia, Mérida y en Cáceres, con una mesa redonda sobre las hepatitis virales y otras enfermedades hepáticas. 
 
En España, desde que en 2015 se implantó el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en el Sistema Nacional de Salud, se han tratado más de 161.125 pacientes (hasta diciembre de 2022). A pesar de la falta de datos nacionales recientes sobre la prevalencia de la hepatitis C, los programas de cribado en comunidades autónomas como Galicia y Andalucía indican una tendencia a la baja. Aunque no existe una vacuna contra la hepatitis C, los tratamientos con antivirales de acción directa han demostrado ser altamente eficaces, alcanzando tasas de curación superiores al 97%. 
 
"El problema en la mayoría de los casos es la dificultad de diagnóstico, se estima que entre el 35 y el 50% de los infectados por VHC no lo saben", señala el Dr. Miguel Fernández, especialista de la Unidad de Hepatología del Hospital Universitario de Cáceres. La OMS ha marcado el objetivo de eliminar las hepatitis para el año 2030, y establece tres rutas de cribado: realizar pruebas a personas de grupos de riesgo o con antecedentes de exposición (cribado oportunista), hacer test a toda la población (cribado universal) o por grupos de edad específicos (etario). 
 
En Extremadura, en noviembre del 2019 se iniciaron los trabajos para la puesta en marcha de un plan para eliminar la hepatitis C en Extremadura, interrumpidos por la pandemia Covid. Previamente se habían implantado técnicas para el diagnóstico en un solo paso en los laboratorios (inicialmente en Cáceres). Se realiza un análisis de sangre específico para detectar esta infección y, si se considera oportuno, también se determina la carga viral en la misma muestra de sangre. En octubre de 2022 se realizó una campaña divulgativa en Extremadura para mejorar la detección y el tratamiento de la hepatitis C a través del Servicio Extremeño de Salud, SES, y Fundesalud, la Fundación para la Formación e Investigación de los Profesionales de la Salud, mediante la publicación de trípticos con información básica de la enfermedad y unos vídeos divulgativos.