13 Abril 2024
2 . 054 . 114 lectores

La última final de los 3w

La última final de los 3w

 

Ni estamos en Carnaval ni llegó el mes de febrero, tampoco vamos a hundir Portugal, pero hoy nos pica el gusanillo por todo el cuerpo.

 

Hace escasos días, la murga oliventina de los 3w anunciaba su retirada definitiva del Carnaval. Esta no es una retirada a medias, y para sorpresa de todos, la final vivida en el Teatro López de Ayala el pasado mes de febrero, fue la última.

 

Las lágrimas que recorrían sus rostros al acabar una magistral labor como médicos forenses eran de verdad y anunciaban una marcha que los carnavaleros no queríamos creer. Tras casi 30 años de servicio, los 3w dicen adiós al Carnaval, tanto de Olivenza como de Badajoz.

 

A pesar de haber contado con alguna marcha fallida o “año sabático” en su haber, lo que sí está claro es que no han dejado indiferente a nadie. Ellos, que siempre se han caracterizado por conectar con el público desde que se abría el telón, han dejado actuaciones tan estelares y reivindicativas como la de su primera participación en el COMBA en el año 2002, simbolizando al colectivo LGTB. Paco Fernández, letrista y uno de los fundadores de la agrupación, en una entrevista en exclusiva para 7Días, ha comentado que “ese año ya fue una locura, y a partir de ahí comenzamos con el nombre de los 3w”.

 

Tras su debut, su carrera fue en ascenso y después vendrían numerosas finales que siempre vivieron como la primera. Así se ganaron el cariño y el fervor del teatro, pero también de la calle. En este sentido, Fernández ha afirmado, además, que “ya veníamos de sentir lo que ha hecho a esta murga grande desde sus inicios, que es el público de Olivenza”. De esta forma ha recordado con cariño los primeros años de una agrupación, que en Badajoz ya le había cogido el punto al concurso.

 

En 2011 hicieron historia o, mejor dicho, la cambiaron, abriendo todas las posibilidades para que, a partir de ese momento, el COMBA pudiera ganarlo cualquier murga a pesar de no ser de Badajoz. El Musical de Muerte se convirtió en algo conocido más allá de las fronteras pacenses y extremeñas, atravesando las televisiones nacionales y poniendo nombre al Carnaval de Badajoz con el arte por bandera. Ya el año anterior, como santeras, los oliventinos habían presentado un tipo atrevido que, a ojos de muchos, hubiese merecido el primer premio.

 

Y tal vez muchos no lo sepan, pero corría el año 1996 cuando un grupo de amigos disfrazados de “el Chavo del 8”, fundaban una murga que hoy todos conocemos como los 3w. Fue en 1997 cuando sorprendieron al público de Olivenza, disfrazados de una joven Isabel Gemio en “Sorpresiña, Sorpresiña”. Y ahí, empezó todo.

 

Según nos ha trasladado Paco Fernández, “desde pequeño siempre me ha gustado el Carnaval, y ya desde el instituto seguía el Carnaval de Badajoz”. Ha apuntado que “el 97 fue un punto y aparte donde comenzamos la carrera que nos ha llevado hasta aquí”. Entonces, actuaban para más de 1.000 personas en un auditorio al aire libre con temperaturas cercanas al cero.

 

Esta murga, en la que han entrado nuevos componentes a lo largo de los años, ha contado con cuatro de sus fundadores hasta el año 2016 junto con Fernández: Antonio Contreras, Marcos y Jesús Ramallo. Precisamente Contreras, quien durante años estuvo realizando viajes exprés desde Madrid para subirse a las tablas del López con sus amigos, ha querido compartir unas palabras con 7Días.

 

En relación a la marcha de la murga ha apuntado que “para ver lo que tenemos cerca debemos mirar lejos. Verdaderamente, no somos conscientes de lo que hemos aportado al Carnaval de Badajoz, también de lo que el carnaval nos aporta a nosotros”.  Además, ha continuado asintiendo que “me encantaría poder devolver algún premio de algún año y poder recuperar alguna de las personas con las que la amistad se ha ido deteriorando por el camino por algunos premios”. Sin duda, se ha mostrado “agradecido con todas las personas que han pasado por nuestra murga, especialmente con Paco, como alma máter de la murga. Y también con su padre, muy especialmente, porque no sé si es más importante Paco en la murga o el padre de Paco”.

 

La situación personal de los componentes ha hecho que este haya sido su último año, y como ha apuntado Paco Fernández “cuando un hobbie se convierte en una obligación, son signos de que esto está llegando al final”. Ha advertido que el carnaval piensa vivirlo igual que lo lleva haciendo desde que era pequeño", dejando la puerta abierta a “alguna colaboración” puntual. Además, se ha mostrado “agradecido con todos sus compañeros, todos los que han pasado por esta murga y con la gente que ha colaborado a construir momentos inimaginables”.

 

Por su parte, Contreras ha señalado sentirse como “escudo protector de esta murga cuando algunos palos han venido". Y cuando ha sido así “hemos estado unos cuantos para salvarla”. Por eso, ha proseguido, “nadie ha sido capaz de acabar con ella, lo más importante de todo es que la murga ha decidido cuando quería marcharse”. Y este escudo protector de cada uno de ellos les ha llevado a hacer posible que un vídeo realizado en una esquina gaditana en pleno carnaval de la ciudad de Cádiz en 2018, lograse dar la vuelta al mundo consiguiendo viralizarlo con más de 10 millones de visitas.

 

Ambos han tenido, además, un recuerdo y agradecimiento para sus madres, quienes siempre han tenido un aplauso y el apoyo incondicional para la murga.

 

Momentos inolvidables en la retina de los 3w habrá muchos. Además del primer premio del 2011, su letrista recuerda con cariño el año 2002, por ser el de su debut y “por la tremenda respuesta que obtuvieron del público”. También, con la voz entrecortada nos ha hablado del año 2010 rememorando que “estaba en el patio del colegio de mi hijo porque se celebraba el Día de la Paz, cuando de pronto Antonio Contreras vino eufórico corriendo desde el portón para decirme que habíamos pasado a la final”.

 

Ha asegurado que “es muy difícil lograr tres sensaciones en la gente durante 22 minutos: que hagas reír, que te emocione y que llores de alegría”, y eso es algo “que hemos podido vivir el año 2018 con el tipo de madres”. Sobre su adiós ha comentado que “nos hemos dado cuenta de que la gente nos ha querido de verdad” y que se han visto desbordados con las muestras de cariño recibidas.

 

Mientras tanto, el legado de los 3w estará presente en la historia del Carnaval de Badajoz, porque si hay algo imborrable en la vida es aquello que se entrega para hacer felices a los demás. Así, durante casi 30 años han puesto voz y música a la afición. Y por eso, perdurarán los recuerdos, y con ellos su Maldito Carnaval.

 

Ahora sí, se cierra el telón para despedir a los 3w, porque esta ha sido su última final.