24 Abril 2024
2 . 054 . 114 lectores

OPINIÓN: PSOE y SUMAR: El que avisa no es traidor

OPINIÓN: PSOE y SUMAR: El que avisa no es traidor

 

Probablemente nos encontremos ante una de las campañas electorales más controvertidas de la historia. Con lenguaje agresivo, tanto verbal como no verbal, la tendencia de la derecha española durante estos comicios es “desbancar” a Pedro Sánchez.

 

Sánchez, que precisamente parece indomable, mostró un carácter combativo como respuesta durante el debate con Feijóo. El único que, por cierto, se realizará entre ellos. No habrá segunda vuelta para este dúo, ya que el candidato del PP no comparecerá el próximo miércoles ante el nuevo encuentro al que se suman las otras dos formaciones políticas en discordia, SUMAR y VOX.

 

PEDRO SÁNCHEZ, COMO EL AVE FÉNIX

 

Si pudiésemos comparar al presidente del gobierno con un animal mitológico, el apelativo perfecto sería el del ave fénix, resucitando de todas y cada una de sus divergencias políticas. Lo hizo cuando abandonó el Congreso de los Diputados por negarse a prestar su voto a facilitar el gobierno del PP de Mariano Rajoy; lo hizo cuando se enfrentó a Susana Díaz durante las Primarias de 2017, en las que, por cierto, salió victorioso; y lo hizo cuando tras presentarse a tres comicios electorales previos, finalmente en 2018 se convirtió en presidente del Gobierno tras la moción de censura aprobada por mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. Una legislatura corta, ya que el presidente se vio obligado a convocar elecciones, tan sólo ocho meses después de llegar al gobierno ante la falta de consenso en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

 

Y así fue como Sánchez llegó a la Moncloa y como casi se va a los 8 meses. Llegó tras una moción de censura legítima, elemento previsto en la Constitución Española, y que, por primera vez en nuestra democracia, surtió efecto.

 

LA DEBACLE DE CIUDADANOS

 

En 2019 se celebraron dos comicios electorales. Los del 28 de abril tuvieron un resultado fallido. Ciudadanos, finalmente, se negó a formar gobierno con el PSOE, algo que realmente pasó factura a la formación naranja. Tanta, que tendieron casi a su desaparición pasando de 57 escaños a tan solo 10. Detrás vino la marcha de Albert Rivera como líder del partido que nació en Cataluña, y hace apenas unas semanas la respuesta de Inés Arrimadas ante el desastre electoral del 28M para el partido.

 

Así es como Sánchez combatió a su centro derecha y acabó con él. Ese espacio ‘negociador’ de la política ‘neutral’ de centro que recordaba a la desaparecida UCD de Adolfo Suárez, fue un ‘quiero y no puedo’ en sí mismo. Cuando Ciudadanos se alineó con el PP, sus votantes -algunos de ellos, ex votantes socialistas- no perdonaron el cambio a la deriva.

 

EL AUGE DE VOX

 

Y entre tanto, a izquierda y derecha continuaban los movimientos. Vox desbancó a Ciudadanos como tercera fuera en las elecciones de noviembre de 2019. De 24 escaños pasaron a 52, y así se presentaban como la opción más a la derecha posible. Lo que muchos han denominado la “derecha real” porque reduce las medias tintas al color del petróleo, ha subido como la espuma en intención de voto.

 

Si bien es cierto que los sondeos electorales son simplemente eso, sondeos, dependen mucho de la empresa que los ‘cocine’. Por eso, en función de quién realiza las encuestas, la formación lograría más o menos diputados.

 

En los últimos días se ha previsto una tendencia a la baja en la intención de voto hacia la formación verde, algo que comprobaremos en menos de una semana. Los últimos sondeos otorgaban una mayoría absoluta al bloque de la derecha, pero en las últimas horas parece ser que se ha desplomado el castillo de naipes.

 

EL NACIMIENTO DE SUMAR COMO CONFLUENCIA NACIONAL

 

Todo indica a que finalmente puede haber partido para la izquierda. PSOE y SUMAR están sumando esfuerzos conjuntos, y son muchas las plataformas que han pedido el voto al progreso sin decantarse por uno u otro. No es menos cierto que en las provincias más pequeñas al partido de Yolanda Díaz le costaría mucho más conseguir el escaño, por lo que hay voces que se decantan por un voto al PSOE para no entregar el escaño que baile al PP. Este podría ser el caso de Badajoz, dónde por población se ha pasado de 6 a 5 diputados, y el quinto podría estar en la cuerda floja entre PSOE y PP.

 

Yolanda Díaz puso cara a un partido que nació de la confluencia y el acuerdo entre los partidos que están más a la izquierda del PSOE. Tras su labor como vicepresidenta del Gobierno de España y Ministra de Empleo, son muchos los que han descubierto en ella la esperanza de que a partir del próximo 23 de julio pueda continuar existiendo un gobierno en coalición con Sánchez. 

 

MENSAJE PARA LOS INDECISOS

 

Todo es posible, ya que, ante la ola de prohibiciones que VOX ya ha puesto en marcha en los gobiernos municipales de la mano del PP; que ante la censura a la cultura y al talento, la movilización política que reclama la izquierda surta efecto. Y si es así, todo podría cambiar, o mejor dicho, quedarse como está. En escena entrarían también los partidos independentistas que favorecerían un gobierno en coalición de los socialistas con Yolanda Díaz.

 

Y por esta razón, tanto Díaz como Sánchez están unificando su discurso en una única hoja de ruta: el voto al progreso el 23 de julio es clave para lo que ambos denominan “frenar a la extrema derecha”. Así, ambos candidatos hacen un llamamiento a los indecisos, que podrían superar el 20% del censo electoral. El vuelco electoral es posible, y el que avisa, no es traidor.