30 septiembre 2020
  2 . 054 . 114 lectores
El ‘extremeñu’, reconocido como lengua minoritaria por Europa

Bajo la presión de aquellos que optan por un país monolingüe sobrevive en Extremadura la diversidad. Ejemplo de ello es la ‘buena nueva’: el reconocimiento del ‘estremeñu’, extremeño en castellano, como lengua minoritaria.

Son tres las lenguas que permanecen a través del tiempo, sobreviviendo, pese a no estar oficializadas, como seña de identidad de varias zonas extremeñas: A Fala, el Portugués Rayano y el Extremeño, junto al castellano.

Cultura, historia y tradición es lo que le dan vida a estas lenguas hasta ahora desconocidas por el resto del mundo. 

Si hasta nuestros días llegan tales raíces es por la transmisión oral de ellas. El ‘estremeñu’, ‘a fala’ y el 'portugués rayano' son lenguas reconocidas y reivindicadas por los extremeños, como ya se hizo el pasado 17 de agosto de 2019, en la localidad cacereña de Serradilla, donde buscaron potenciar, educar y reconocer este ‘cachino’ de historia. 

Resultado de esta continua reivindicación es el nuevo nombramiento del extremeño como lengua, el Consejo de Europa la ha incluido en su quinto informe de la Carta de Lenguas Minoritarias, algo que insta a los gobiernos a trabajar para que esta lengua no se pierda. Así lo informa Daniel Gordo, presidente de la Asociación del Extremeño (OSCEC) en declaraciones a 7Días.

RESULTADO DEL COMITÉ DE MINISTROS

Así, la situación actual es la siguiente: A fala está reconocida como bien de interés cultural por la Junta; el portugués rayano por su parte no cuenta con reconocimiento alguno, aunque en Extremadura hay un gran número de extremeños que lo hablan; y el ‘estremeñu’ es una lengua en peligro de extinción según los datos de la UNESCO, que ahora pasa a formar parte de un informe que la recoge y reconoce como lengua minoritaria e insta al Gobierno y a la Junta a promocionarlo y dinamizar el idioma.

Ahora, desde la asociación se preguntan cuál será el siguiente paso de la Junta de Extremadura para dinamizar, reconocer y promocionar este "patrimonio inmaterial", al que todo extremeño puede y debe tener acceso.

EL ESTREMEÑU

"Debido al avanzado estado de diglosia, en la mayoría de los casos nos encontramos una denominación local o comarcal para el estremeñu: chinato, poblanchino, hurdano… si bien es cierto que, muchas de ellas, tienen peculiaridades que hacen que las consideremos no solo como denominaciones locales, sino como variedades dialectales de la lengua extremeña.

Estas diferencias entre las diversas comarcales las reflejamos en el siguiente mapa de los dialectos históricos (siglo XIX). Aunque debe actualizarse conforme a nuevos datos, es más exacto que los que pueden encontrarse en cualquiera de los ámbitos académicos de Extremadura. Tenemos así, por ejemplo: hurzanu, garrovillanu, serragatinu, serraillanu, chinatu, poblanchinu, veratu, rebollanu,…

El extremeño se habla tanto en el norte como en el sur y se encuentra más puro cuanto más apartado está la localidad en que se habla. Dado que el idioma se encuentra apartado del espacio público, no existe un dialecto predominante ni una variedad estándar (sí algunas comarcales o locales).

Otro glotónimo habitual para el extremeño es el de castúo, una denominación acuñada por el poeta extremeño Luis Chamizo, natural de Guareña, en las Vegas Altas. Cuando en 1921 publicó su libro de poemas El Miajón de los Castúos, en el que buscaba reflejar el habla tradicional, Chamizo definió el término castúo como "castizo, mantenedor de la casta de labradores que cultivaron sus propias tierras".

Es decir, la palabra castúo no tenía connotaciones lingüísticas y con ella Chamizo se refería a los labradores y a su modo de vida: “son assina los cachorrus duna raza de castúus labraoris estremeñus.” Pese a ello, con el tiempo esta se ha hecho popular en Extremadura para designar la lengua extremeña en sus distintas variedades locales y comarcales, tanto las del norte (a veces referidas como altoextremeño) como las del sur (bajoextremeño). El término sería equivalente al de bable para el idioma asturiano, siendo así una voz que usan normalmente los hablantes de castellano para referirse al idioma extremeño. En definitiva, el autoglotónimo tradicional general es el de estremeñu" Así se explica en el informe, al que ha tenido acceso este medio, que hicieron llegar al Consejo los miembros de OSCEC.

Dicho informe, según declaran a 7Días, fue presentado en diciembre de 2018 y no ha sido hasta ahora cuando se han emitido las conclusiones del Consejo de Ministros con los puntos a resolver por el Gobierno de España.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

AQUALIA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel