21 febrero 2020
  1 . 376 . 840 lectores
OPINIÓN: Extremadura, asilada por tierra, ‘mar’ y aire

Lo más habitual en estos últimos días es encontrarse una noticia que informe sobre los ya habituales retrasos de los vuelos con salida o destino Talavera la Real (Badajoz), único aeropuerto extremeño.

El problema se puede resumir en una palabra: niebla, pero el por qué no se le pone solución es más complicado de explicar.

Señalan desde Aena en declaraciones a este medio que el aeropuerto de Badajoz dispone de un sistema de ayuda a la navegación ILS (Instrumental Landing System) categoría I, que se supone permite a las aeronaves aterrizar con seguridad en condiciones de baja visibilidad.

Así, cuando los aviones se encuentren en una situación de gran oscuridad porque es de noche, llueve, hay nubes o nieblas, tienes un sistema que les guía. En el caso de Badajoz este sistema permite operar cuando las nubes se encuentran como mucho a unos 61 metros de altura, siempre y cuando exista un alcance visual de 800 metros.

Si la información meteorológica que recibe la compañía indica que se encuentra por debajo de esos requisitos, directamente se cancela, retrasa o vuelve el avión a su lugar de origen al no poder aterrizar.

Lo lógico sería que, al encontrarse en un aeropuerto donde se producen múltiples cancelaciones por la visibilidad reducida debido a los bancos de niebla, se instalara un sistema antinieblas de categoría III, que facilitaría el descenso con grandes bancos de bruma.

Sí es cierto que sería una gran inversión, pero son gastos que se podrían amortizar con el aumento de conexiones y además, implicaría cubrir una de las demandas más importantes del pueblo extremeño: conexión, movilidad.

Extremadura no puede permitirse estar más aislada, ya que no tiene mar -así que se descartan los viajes marítimos- pero si tiene tierra, y mucha, y aire. Nos encontramos con unos trenes obsoletos, con problemas habituales que ya se han normalizado en la sociedad, líneas de autobuses en pésimas condiciones, a veces incluso demasiado lentas y poco asequibles y, por ende, nos encontramos con la situación de no poder coger un vuelo.

Dice Aena en declaraciones a 7Días que para operar con un ILS, “tanto las aeronaves como las tripulaciones tienen que estar habilitadas para hacerlo y la última decisión siempre es del comandante del avión”, pero no puedo achacar a ninguna compañía que Badajoz no tenga las instalaciones que debiera o por falta de inversiones o por intereses políticos.

Es una prioridad que Extremadura salga de ese cajón al que se le ha relegado, que sus paisanos puedan viajar sin preocuparse de los retrasos, las averías o la inexistencia de líneas. De hecho, debería ser fundamental que todas las personas de esta sociedad, fueran de donde fueran, tuvieran el derecho de moverse y conocer mundo, o, al menos, poder visitar a sus familias estén donde estén.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel