27 mayo 2019
  1 . 024 . 235 lectores
Zafra implanta un nuevo modo de tratar la insuficiencia cardiaca

La Unidad de Manejo Integral del Paciente con Insuficiencia Cardíaca del hospital de Zafra ha implantado la utilización de la escala de valoración SPPB (siglas en inglés de Prueba Corta de Desempeño Físico) para valorar la capacidad funcional de los pacientes con Insuficiencia Cardíaca (IC), en lugar de la utilizada habitualmente en los servicios de cardiología, la denominada Prueba de Marcha de seis minutos.

La escala SPPB se emplea generalmente para valorar la capacidad funcional en pacientes mayores de 70 años, y su utilización para valorar a los pacientes con insuficiencia cardíaca, que se inició en el hospital extremeño el pasado año 2017, es una iniciativa absolutamente novedosa en España.

Profesionales de la citada unidad de Zafra presentaron el método de valoración de la SPPB, junto con la indicación de un programa de ejercicios progresivo, en el Congreso Nacional de Insuficiencia Cardíaca y Fibrilación Auricular realizado recientemente en Valencia, donde la propuesta fue acogida con gran interés por los asistentes. La validación de la escala fue presentada en una comunicación por el facultativo José Carlos Arévalo Lorido, y la enfermera Ana María Márquez Santiago expuso en un taller la puesta en práctica del método.

El programa de ejercicios, adaptado a la capacidad funcional de cada paciente, consta de una valoración y entrenamiento inicial en la consulta de enfermería de insuficiencia cardíaca. Posteriormente al paciente se le entrega unas fichas de actividad física que debe realizar en su domicilio diariamente, donde se incluyen ejercicios cardiovasculares, de equilibrio, de fuerza y potencia y de flexibilidad.

La capacidad funcional se reevalúa en la consulta y las tablas de ejercicios se van variando en función del resultado de esta valoración. Según afirman los responsables de la Unidad de Manejo Integral del Paciente con Insuficiencia Cardíaca de Zafra, los resultados de la aplicación de este programa están siendo muy positivos para sus pacientes.

El método fue presentado recientemente mediante videoconferencia desde el hospital de Zafra a los profesionales del hospital de Llerena y de los centros de atención primaria del área de Salud.

MUY BENEFICIOSO

En los pacientes con insuficiencia cardíaca el ejercicio físico realizado de forma regular y progresiva tiene muchos efectos beneficiosos, ya que disminuye los síntomas, mejora la calidad de vida y la capacidad de esfuerzo, reduce las hospitalizaciones y prolonga la supervivencia.

La realización de ejercicio físico progresivo en estos pacientes es una indicación de clase I con nivel de evidencia A, según las últimas guías europeas de manejo de la insuficiencia cardiaca, equiparable a la prescripción de los IECA, medicamentos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina que se emplean en el tratamiento de la insuficiencia cardíaca.

Sin embargo, su incorporación en la práctica clínica continua siendo deficiente, lo que unido a la edad avanzada y a la existencia de comorbilidades, hace que la capacidad funcional de los pacientes con insuficiencia cardíaca se vea en muchas ocasiones disminuida.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

GALIFARMA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel