25 Junio 2024
2 . 054 . 114 lectores

Región

Las claves que llevaron a la Guardia Civil a acusar a Eugenio

Región

14 de Mayo de 2024

DECLARACIONES UCO

Agentes de la UCO declarando / Audiencia Provincial

 

La declaración de los miembros de la UCO es una de las más esperadas en el juicio de Manuela Chavero. En un primer momento, la hipótesis principal es que el autor de la desaparición podía ser conocido, ya que la ausencia de la víctima en la vivienda dejando luces encendidas y la cama abierta, daba a entender como si tuviera intención de regresar pronto.

 

Los agentes han declarado que la hora de la desaparición tuvo lugar en torno a las 02:00 horas tras “un estudio de las últimas publicaciones de la desaparecida. El último mensaje de WhatsApp estaba emitido a la 01:55 horas”.

 

Encargaron un estudio de perfil criminológico a una unidad especializada situada en Madrid.

 

La UCO se ha referido a algunos hechos de la investigación como acciones propias en homicidios desorganizados propios de arrebatos, en relación a no tener todos los cabos atados en la desaparición.

 

En este momento, Manuela no tenía problemas con nadie y los agentes señalan que “no había indicativo de que pudiera existir con ninguna persona”, y los únicos problemas eran los derivados del divorcio con cierta tensión económica con su ex marido. Por ello estuvo investigado quedando descartado en relación a la desaparición y posible muerte.  

 

Ante las preguntas del Ministerio Fiscal, la UCO ha asentido que “el móvil sexual no podían descartarlo”. Fue así como entró en escena Eugenio Delgado, vecino de Monesterio.

 

Ya habían pasado dos años desde la desaparición cuando se decidió volver a los orígenes de la investigación en el entorno vecinal. Se fijaron en el acusado, que tenía dos propiedades en Monesterio: en la calle Sevilla y en la calle Cerezo, a unos escasos de 100 metros de la vivienda de Manuela.

 

Cuenta el agente que en el mes de octubre le habían practicado dos declaraciones al acusado, en mayo de 2017 y en mayo de 2019 en calidad de testigo. La primera declaración estaba enfocada en la relación que su amigo habría mantenido con la víctima, y en la segunda mucho más centrada en él mismo, así como en qué había hecho el día de la desaparición de Manuela y los días posteriores.

 

“En esta segunda declaración, el acusado apuntaba a la posibilidad de que hubiera salido desde la calle Sevilla hasta la calle Cerezo, y que podía haber tenido alguna incidencia con animales o haber sufrido algún robo”. A la UCO estas declaraciones les llamaron la atención para poner el foco en él.

 

Notaron cierta controversia en las declaraciones del acusado, advirtiéndose también que se trata de una persona “aislada”, tal y como afirma el Ministerio Fiscal. Tras un estudio realizado al acusado, descubrieron que el perfil podría ser “receloso, absorbente y vengativo”.

 

Un amigo del entorno del acusado señalaba que tenía una actitud “un tanto extraña”, con acciones "bruscas y de maltrato hacia los animales", advirtiendo además de que habría tenido una actitud rara con su novia. Fue entonces cuando sintieron que tenía un comportamiento extraño.

 

Además, en declaraciones a otros testigos, descubrieron que el acusado habría acompañado hasta la vivienda de la víctima, en ocasiones anteriores, a un amigo con el que Manuela mantenía relaciones y que ese podía ser el nexo.

 

CONSUMO ELÉCTRICO: UNA DE LAS PRUEBAS

 

El consumo eléctrico de la vivienda del acusado situada en la calle Cerezo, a tan solo 100 metros de la casa de Manuela, fue también una de las razones que se acercaban al caso, ya que la última conexión de la víctima vía WhatsApp (01:55 horas) fue cercana al momento en el que ésta se activó en la casa, entre las 02:15-02:30 horas.

 

Tras visionar las cámaras de seguridad del pueblo, en la cámara de la gasolinera Repsol se observaba el paso de un vehículo que no llegaba a otra cámara instalada en el Culebrín, por lo que obligatoriamente habría tenido que girar hacia la dirección de la calle Cerezo.

 

Solicitaron un informe a una empresa externa y comprobaron las medidas del vehículo y el utilizado frecuentemente por Eugenio Delgado. Efectivamente era el mismo. El paso del turismo fue a las 02:04 horas. Un vehículo que posteriormente el acusado modificó estéticamente, en palabras del Ministerio Fiscal, “para despistar los agentes”.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia