13 Julio 2024
2 . 054 . 114 lectores

Agro

Ecologistas en Acción alegan la insostenibilidad de Elysium City

Agro

31 de Mayo de 2023

Los Ecologistas en Acción alegan la insostenibilidad de Elysium City

 

Los Ecologistas en Acción de Extremadura denuncian la insostenibilidad del Proyecto Elysium City debido al gran impacto medioambiental que se llevará a cabo.

 

Como ya se sabe, Castilblanco acogerá el Proyecto Elysium que planea ocupar 1.200 Ha en la Siberia extremeña, obteniendo la declaración de impacto ambiental favorable a finales de 2022.

 

El proyecto contaría con hasta 18.000 plazas hoteleras, parques temáticos, un parque digital y un centro deportivo, así como un hospital y un centro educativo privados. También contaría con zonas residenciales, comerciales, oficinas y un parque de energía solar.

 

Según los plazos legales, el inicio de las obras debería comenzar en el próximo mes de julio de 2023.

 

Por eso mismo, los Ecologistas en Acción de Extremadura presentaron en 2022, junto a la Asociación para la Defensa de la Naturaleza y los Recursos de Extremadura (ADENEX), varios bloques de alegaciones que señalan la insostenibilidad de este proyecto. En ellas se exponen diferentes puntos como un panorama empresarial fraudulento, una previsión insuficiente para la gestión de la macrociudad donde el ecosistema y los recursos del territorio de Castilblanco, municipio perteneciente a una Reserva de la Biosfera, se verían comprometidos y bajo grave amenaza.

 

Algunos de los puntos conflictivos que exponen los Ecologistas en Acción de Extremadura son:

 

Vicios de nulidad


La incompetencia del cargo que aprobó el Decreto 78/2020 de POITEGIO (Plan de Ordenación con Incidencia Territorial y Ejecución de la Gran Instalación de Ocio), que según la Ley 7/2018 corresponde al Consejo de Gobierno cayendo en un hecho inconstitucional e implicando la nulidad del dicho Decreto. Esta nulidad deriva, además, de la falta de adaptación de su contenido a lo establecido en el artículo 6 de la LEGIO al no detallar actividades, usos y las condiciones de su explotación además del cronograma de ejecución de las distintas fases.


No se acredita la solvencia y garantía de la empresa promotora desde el momento en que dicha garantía se basa en la hipoteca de una finca que ya forma parte del capital social de la propia promotora. Es, por tanto, la propia promotora la que se garantiza a sí misma, un absurdo legal.


El proyecto que se declaró como Gran Instalación de Ocio no es el mismo que se ha presentado a información pública, debido a que la superficie ocupada por el proyecto es diferente, siendo inicialmente una superficie entera y después fraccionada para evitar la competencia estatal de su autorización. El cambio supone 300 Has adicionales que modificarían la cantidad de suelo que debía destinarse a zonas verdes.


Necesidad de una Evaluación ambiental de proyectos:


Según la LEGIO debía presentarse un estudio Ambiental Estratégico en los términos previstos en la Ley 16/2015 de Protección Ambiental de Extremadura y un Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Urbanización. El propio promotor reconoce varios incumplimientos de la normativa en los anexos de la documentación presentada al señalar que la presentación de los estudios ambientales se realizará posteriormente. Todo esto da lugar a un vicio de procedimiento en cuanto que la omisión de la evaluación de impacto ambiental de proyectos comporta la nulidad de la autorización y sin los correspondientes estudios de impacto ambiental no puede llevarse a cabo ninguna evaluación ambiental. También se alegó desde Ecologistas en Acción que la tramitación conjunta del plan y del proyecto de ejecución vulnera el sentido útil de la evaluación ambiental estratégica.


Afecciones a la Red Natura 2000:


Se afecta a la ZEPA Puerto Peña - Sierra de Golondrinos, pero también a todo el entorno del proyecto, que, además, forma parte de la Reserva de la Biosfera de la Siberia. El estudio de Afección a la Red Natura que presenta el promotor es ambiguo respecto a las posibles medidas preventivas que no especifican cómo se llevarían a cabo ni dónde.


Discordancias y omisiones respecto al documento de alcance del estudio ambiental:

 

Calidad del aire:


Las mediciones para describir la situación de las emisiones contaminantes a la atmósfera se han hecho sin referencias metodológicas o criterios fundamentados para elegir los lugares de medida, o los momentos del día o del año para medir. Se realizaron durante 14 días cuando se recomienda hacerlos durante 6 meses como mínimo.


 Afección acústica:


Siendo relevante la contaminación acústica en una urbanización de menor tamaño como es la Marina de Valdecañas, con más razón la previsión de presencia de visitantes y el ambiente de ocio consecuente, daría como resultado que la ciudad Elysium aumentaría considerablemente los niveles de ruido ambiental durante los años de construcción y desarrollo de las instalaciones. Es por ello que se puede concluir  que las fuentes de ruido del Elysium City empeorarán de manera significativa los hábitats del territorio ocupado por el mismo y sus alrededores.

Contaminación lumínica:


Considerando que Elysium será, mínimo, 10 veces mayor que la Marina de Valdecañas, junto con que su uso va a ser de ocio y animación nocturna, con mucha más gente y actividades al exterior, es evidente que Elysium va a afectar de forma significativa a la ZEPA Puerto Peña- Golondrinos.

 

Hidrología – Hidrogeología:


En el documento de alcance se señala que en el Estudio de Afección al medio hídrico y gestión de los recursos hídricos debían incluirse las afecciones al embalse García Sola por la construcción del complejo, la afección al Dominio Público Hidráulico y la afección a la calidad de las aguas. Los consumos previstos suponen 200 l/día por persona. El consumo medio para uso residencial de España son 142 l/día por habitante y en Europa 128 l/día por habitante, según datos de la fundación Aquae. Un despilfarro de agua si consideramos el contexto de escasez de recursos hídricos en la península, y en particular, en la Cuenca Hidrográfica del Guadiana. También se indica en este mismo apartado el riesgo de rotura de presa, en particular, de la presa de Cíjara, conociendo el hecho de que dicha presa carece a día de hoy de Plan de Emergencia aprobado y no existen elementos para poder valorar la evaluación de factores y riesgos que el promotor ofrece sobre esta cuestión, por lo que sería sumamente imprudente construir un complejo de tales dimensiones en un lugar cuyo riesgo de ser arrasado por una rotura de la presa se desconoce. Además, la previsión de introducir un nuevo proyecto de ciudad que tendrá un gasto de agua significativo se presenta altamente conflictivo con la situación de los embalses de la zona, los cuales se encuentran al 33% de su capacidad y con restricciones de riego para varios cultivos. El Decreto POITEGIO 2023 estima una demanda anual de más de 8 Hm3 en el año de apertura del proyecto, incrementándose hasta los  9,4 Hm3 en los 20 años siguientes, volumen de agua que se corresponde con el de una ciudad de 90.000 habitantes como Cáceres.


Tras todo lo expuesto anteriormente, Ecologistas en Acción de Extremadura denuncia este tipo de megaproyectos desarrollistas que destruyen el entorno medio ambiental, no crean empleo de calidad y confirman, de nuevo, la entrega de las instituciones regionales a los intereses de los fondos de inversión y capital especulativo.


El grupo ecologista manifiesta su rechazo rotundo a este disparate. Si hay dinero para este tipo de macroproyectos delirantes, también debería haberlo para el desarrollo y apoyo a otro tipo de actividades económicas y sociales que aprovechen los recursos de la región, desechando el expolio del territorio y el engaño a la población con falsas promesas, y en especial a la juventud y a sus expectativas de futuro en la comarca.

 

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

1  comentario

Atiliano
31/05/2023 14:26 h.
A por ellos.

Responder

Máximo 1000 caracteres
Un Extremeño más
01/06/2023 09:24 h.
Pues como vayan así no van a llegar, hay leyes que obligan que las dotaciones de agua en hoteles se garanticen de 200 l/plaza, esto es impuesto, y hay agua, concretamente un pantano sin uso, porque no se van a poder construir hoteles de lujo en Extremadura? Porque lo dice aqua. Lo de si hay dinero es de traca, hay dinero privado (o no, no lo sabemos) lo que no puede esperarse es que se hicieran esas inversiones, públicas y en todos los sitios, o sí, sería cuestión que hubiera dinero suficiente