5 Marzo 2024
2 . 054 . 114 lectores

Agro

Extremadura bajará posiciones como región productora de maíz debido a la sequía

Agro

6 de Junio de 2023

Extremadura bajará posiciones como región productora de maíz debido a la sequía

 

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ha realizado una primera estimación de producción y superficie de esta cosecha de cereales en la región, que supone una reducción del 55,7% respecto a la campaña del año pasado.

 

En concreto, se prevé una cosecha de cereales de 336.805 toneladas frente a las 760.402 toneladas de cereales producidas en la anterior campaña. En cuanto a superficie, este año se destinan a cereales 210.110 hectáreas en Extremadura.

 

La caída de la producción debida a la sequía padecida pone de manifiesto la necesidad de buscar nuevas técnicas y soluciones que mejoren el rendimiento de los cultivos y hagan frente a los desafíos del cambio climático. La investigación, la mejora genética y las nuevas variedades, son las claves que tiene el sector para mejorar sus rendimientos, así como unas políticas adecuadas de gestión del agua que garanticen el acceso sostenible a recursos hídricos adecuados para la agricultura.

 

"Una cosecha corta supone un gran reto de logística para el sector cerealista que debe garantizar el normal y necesario suministro a lo largo de toda la campaña para cubrir las necesidades de consumo de la importante cabaña ganadera nacional", indican.

 

La producción de maíz en Extremadura se estima en 198.000 toneladas, destinándose a este cultivo durante esta campaña 18.000 hectáreas, según estas mismas estimaciones de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura. De este modo, Extremadura baja a la cuarta posición como región productora de maíz de España.

 

Respecto a los cereales de invierno, destaca principalmente el de trigo blando, con una previsión de 79.000 toneladas, mientras que la producción de trigo duro es de 5.360 toneladas, según estas estimaciones de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.

 

Junto a ello, las previsiones apuntan a una producción de 32.585 toneladas de cebada, de 8.500 toneladas de avena y de 12.460 toneladas de triticale.

 

A nivel nacional, la primera estimación de la cosecha de cereales apunta a 9 millones de toneladas, lo que supone un 48,5% menos con respecto a la pasada campaña. Por cultivos, en trigo blando se alcanzarán los 5,05 millones de toneladas, en cebada 2,8 millones de toneladas, en maíz 2 millones de toneladas, en trigo duro 318.305 toneladas, en avena 123.204 toneladas, centeno con 32.135 y en triticale y otros con 108.509 toneladas.

 

El rendimiento medio estimado en esta campaña es de 1,66 toneladas por hectárea. Hay que destacar el elevado volumen de hectáreas que no se cosecharán por bajo rendimiento, porque cultivos como la avena, el centeno y los triticales se han utilizado para aprovechamiento ganadero.

 

 

Cooperativas Agro-alimentarias recuerda la necesidad de una buena y organizada gestión y planificación que ayude a minimizar el impacto de la corta producción y favorezca la distribución de cereal a lo largo de toda la campaña de comercialización.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia