23 Mayo 2024
2 . 054 . 114 lectores

Agro

La falta de precipitaciones afecta a especies en peligro como el tejo

Agro

3 de Noviembre de 2022

La falta de precipitaciones afecta a especies en peligro como el tejo

 

El 3 de marzo de 2017 se publicó en el DOE la Orden por la cual se aprobaba el Plan de Recuperación del Tejo (Taxus baccata) en Extremadura, debido a su clasificación en la lista de especies en peligro de extinción y que cuenta en la región con apenas unos 240 ejemplares muy repartidos por las sierras del norte y este de la región, con grandes amenazas y apenas regeneración natural.

 

Cinco años más tarde, Ecologistas en Acción de Extremadura ha solicitado la revisión de dicho plan y ha descubierto que todavía no se ha plantado ni un solo tejo en las zonas donde se había planteado el proyecto de recuperación.

 

A la aprobación del plan de recuperación se tenían sembrados 231 pies de tejo en los viveros de la Junta de Extremadura, los cuales siguen en el vivero de Rueda Chica (Pueblonuevo del Guadiana) dependiente del Servicio de Ordenación y Gestión Forestal de la Junta de Extremadura.

 

Estos ejemplares no pueden ser plantados en cualquier terreno en Extremadura, son propios de zonas con climas más húmedos (con precipitaciones de más de 800 mm), la mayoría de ejemplares se encuentran en la cara norte de las sierras, en valles de alta montaña y cercanos a arroyos… y requieren de ejemplares hembra y macho cerca (es una planta dioica) para asegurar su conservación y prosperidad. Estando actualmente amenazados por la dispersión de sus poblaciones, el aumento de temperaturas y la disminución de precipitaciones por el cambio climático, los incendios forestales y el pastoreo excesivo.

 

Aunque el plan de recuperación era muy concreto y específico, su ejecución sigue en el tintero, como tantos otros proyectos de planes de recuperación de especies amenazadas, que se aprueban y apenas se ejecutan o no se ejecutan.

 

Se da la circunstancia de que precisamente el aumento y reforzamiento de ejemplares silvestres de esta especie no necesita de grandes esfuerzos económicos de la administración. Puesto que esta especie viene siendo reproducida de manera exitosa en los propios viveros de la administración junto a otras y que tampoco son necesarios grandes esfuerzos para la elección de los mejores lugares dentro de los montes públicos del norte y este de la región y su plantación con personal propio es relativamente fácil.

 

Tras la solicitud de seguimiento realizada por esta organización ecologista, supuestamente y tras cinco años, se quiere llevar a cabo una primera plantación a finales de este año 2022, en lo que en verdad debiera haberse hecho de manera anual y continuada desde la aprobación de su plan de recuperación.

 

"De nuevo el medio ambiente queda en segundo plano para la administración pública regional más allá de las fotos y los discursos. Cuando, sin ecosistemas sanos y biodiversos la supervivencia del legado natural de Extremadura corre un grave peligro de desertificación".

 

La falta de precipitaciones afecta sobre todo a especies en peligro como el tejo que requieren un porcentaje de humedad en suelo cada vez más escasa, por eso desde Ecologistas en Acción, se está siguiendo el proceso de monitoreo y ejecución de los objetivos planteados en el 2017, ya que en este momento climático su realización va a ser más compleja y necesita de un empuje y continuidad mayor.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia