22 Abril 2024
2 . 054 . 114 lectores

Región

La fusión de Don Benito y Villanueva los aboca a implantar la Zona de Bajas Emisiones

Región

10 de Marzo de 2023

La fusión de Don Benito y Villanueva los aboca a implantar la Zona de Bajas Emisiones

 

Entre ambas poblaciones, que sumarán más de 50.000 habitantes (unos 63.000) cuentan con cerca de 11.000 coches sin etiqueta, el 30% de su parque.

 

El proceso de fusión entre Don Benito y Villanueva de la Serena dará como resultado una nueva ciudad en 2027 (que se llamará Vegas Altas). Entre otros efectos, esta unión elevará hasta los 63.000 habitantes la población, superando la barrera de los 50.000 que marca la Ley de Cambio Climático y con ello la obligatoriedad de implantar una Zona de Bajas Emisiones (ZBE), según Sumauto, especialista en portales verticales de automoción que integra a Autocasión, AutoScout24, Unoauto y RentingCoches.

 

En total, la suma del parque de ambos municipios supera los 36.000 vehículos, de los cuales cerca de 11.000 no disponen de etiqueta, el 30%, que está sirviendo de primer filtro para restringir la circulación en las almendras centrales. Un plan que los gobiernos municipales resultantes de los comicios de mayo tendrán que abordar ya que coincidirá el arranque de la nueva urbe con el fin de la legislatura.

 

Actualmente, tan solo un 1,7% del parque de la futura ciudad, Vegas Altas, dispone de etiqueta ‘ECO’, mientras que un 0,2% porta la etiqueta ‘CERO’, cifras inferiores a la media nacional, con una representación del 2,8% y 0,6%, respectivamente.

 

CÁCERES, LA CIUDAD MÁS AFECTADA DE EXTREMADURA

 

Sin incluir los datos conjuntos de Don Benito y Villanueva de la Serena, Cáceres es el municipio de Extremadura más afectado por las restricciones de las ZBE, con un 33,9% de su parque móvil con más de 20 años. A continuación, se sitúa Badajoz con un 31,3% y Mérida con un 29,8%.

 

A nivel nacional, las ZBE afectan a 149 municipios españoles (150 cuando la fusión entre Don Benito y Villanueva sea efectiva) en los que residen más de 25 millones de personas, es decir, el 53% de los habitantes de nuestro país (INE) y circulan más de 11 millones de vehículos. De todos ellos, el 32% tienen más de dos décadas y carecen de etiqueta medioambiental.

 

Según Ignacio Gª Rojí, portavoz de Sumauto, “las ZBE han llegado para quedarse y con independencia de la realidad medio ambiental de las distintas localidades, no queda más remedio que adaptarse a ellas. Aunque el impacto general de las mismas se empezará a notar especialmente tras las elecciones municipales, el trastorno será mayor o menor según las diferentes coyunturas de las localidades afectadas”.

 

“Si no se puede cambiar el vehículo afectado por uno nuevo o de ocasión con distintivo ambiental, será el momento de replantearse las necesidades reales de movilidad y buscar entre las diferentes alternativas actuales (renting, sharing o transporte urbano, entre otras)”.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia