26 Mayo 2024
2 . 054 . 114 lectores

OPINIÓN: Lamentable Sr. Sánchez

OPINIÓN: Lamentable Sr. Sánchez

 

Desde la plataforma cívica No al muro sí al bulevar lamentamos que la presencia del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, pase a escondidas por Navalmoral de la Mata. Y afirmamos esto porque su presencia lo hace con el mayor secretismo posible, tan alejado de lo que una democracia madura puede mostrar a todo un pueblo y a la comunidad educativa a la cual le llevaron a visitar. 

 

Denunciamos la torpe y caricaturesca invitación que la alcaldesa Raquel Medina le hace a Pedro Sánchez camino de Cáceres, sin que nadie sepa los motivos ni el interés para ello y arrinconando a ciudadanos que sí queremos ser escuchados. Pero no con estas maneras. 

 

Ayer se nos arrinconó muy lejos del Instituto Zurbarán, donde descansaba de su viaje desde Madrid. Solo ante las protestas de los que allí estábamos permitió que nos dejaran estar junto a los periodistas presentes enfrente del centro escolar. 

 

¿Para que iba el presidente de Gobierno a un centro escolar que tuvo como proyecto educativo de centro la problemática del muro como modelo de ciudad? ¿Esperaba que algún estudiante le preguntara por ello? Claro que no. Incluso se impidió tal cosa, pues hasta las paredes del estudio de radio escolar se limpiaron para que todo fuera muy blanco y aséptico. Ni familias ni al profesorado se les dejo saludar. ¿Dónde está el Sánchez que recorría los pueblos y ciudades con su coche para hablar con la gente? ¿Por qué se le intenta esconder en una sala escolar de radio? 

 

¿Qué pretendía ganar Raquel Medina con esa invitación fantasma a la que se sumó también una ministra y el propio presidente Vara? ¿Creerá que así logra más votos porque consigue que Sánchez se pare en Navalmoral? ¿Está el partido ya en campaña electoral? 

 

Desde la plataforma cívica Soterramiento Ya volvemos a decir que con la democracia no se juega, que con la educación escolar tampoco. Ni esta alcaldesa ni este presidente autonómico nos representan. Y nos avergüenza que usen a toda una institución escolar con rehén de sus torpezas y la falta absoluta de toda ética.