31 octubre 2020
  2 . 054 . 114 lectores
En un futuro, el CD. Badajoz tendrá su historia plasmada en un libro

Son muchas las personas que se han visto afectadas por la crisis sanitaria, social y económica que está dejando a su paso la pandemia del COVID-19. A pesar de que ya acabó el Estado de Alarma en todo el país, el parón económico que se produjo está resultando devastador para muchísimas personas que han visto cómo sus ingresos desaparecían.

Consciente de la grave situación que estamos atravesando, el escritor Raúl Hernández Ávila destinará los ingresos que genere su libro, ‘Los inicios del football en Badajoz’, durante el año 2020 y todo el 2021, a Cáritas Diocesana de Mérida-Badajoz en su lucha contra el COVID-19.

‘Los inicios del football en Badajoz’ tal y como expresa el autor en su libro, tiene por objeto de estudio el origen del fútbol en la ciudad de Badajoz desde sus comienzos en 1895 hasta el año 1930.

Aquellos que quieran adquirir un ejemplar de este libro, cuyo precio es de 16 euros, pueden comprarlo en la librería Colón, situada en la avenida Santa Marina de la capital pacense.

Raúl Hernández, de 55 años, se crió en la margen derecha del Guadiana, en la zona de la Estación de Badajoz, viendo jugar a los peloteros de aquella época en el Viejo Vivero e imitando sus jugadas después junto a sus amigos. Actualmente ejerce en el área de Prestaciones Sociales de la Administración Autonómica, por lo que es testigo en primera persona de la situación social y económica que viven muchas personas. De ahí su interés en “echar una mano”.

¿Cómo nace la idea de escribir este libro y con esta temática?

A mí me gusta mucho el fútbol, soy abonado y fiel seguidor de nuestro querido CD. Badajoz, y veía que no teníamos prácticamente nada de la historia del club y este deporte en la ciudad. Entonces me decidí a buscar qué fue lo que pasó en aquellos tiempos, cómo apareció el fútbol.

Las primeras noticias datan del 1895, cuando comenzaron las primeras partidas de balón. No era un fútbol como al que estamos acostumbrados actualmente, por lo que se le conocía así. Eso pasaba en muchísimas ciudades, porque las normas no estaban establecidas, cada uno jugaba de una manera.

¿Cuál sería el balance de su primer libro ‘Trofeo Ibérico’ publicado hace unos años?

Tuvo muy buena aceptación, gustó mucho. Lo recaudado también fue donado, pero con la condición de que al año siguiente se celebrara otro ‘Trofeo Ibérico’, que era lo que buscaba. Asi pues, el presidente Pablo Blázquez, se comprometió dando su palabra y lo hizo.

¿Cómo ve en estos momentos al CD. Badajoz?

En estos momentos muy bien con la llegada de Joaquín Parra, que ha inyectado no solo en lo económico, sino muchísima ilusión a todos los aficionados y a toda la ciudad. Estábamos deseando que llegara una persona con esa inquietud y con esos medios.

Le está dando vida con nuevos jugadores y alegría y está teniendo sus frutos. La cuestión es que el fútbol es muy caprichoso, y si el balón no entra, pues mala suerte. Pero parece ser que este va a ser nuestro año.

¿Qué le parecen los nuevos fichajes de cara a la próxima temporada?

Sin desmerecer lo que había antes, se han reforzado algunas líneas; los laterales y el centro del campo perfectos, la delantera está casi apunto, y en la portería tenemos a nuestro San Kike Royo. Nos vamos a divertir mucho este año.

¿Piensa seguir escribiendo sobre el fútbol en Badajoz?

Este libro termina en 1930 con la desaparición de un equipo muy potente: el Deportivo Extremeño. Ahora falta el ‘libro gordo’ del Blanco y Negro del que ya tengo documentación recopilada, lo que pasa es que hay que echarle mucho tiempo.

Aún estoy escribiéndolo y estará centrado en el CD. Badajoz.

Según tus investigaciones, ¿en qué año pudo fundarse el que hoy conocemos como Club Deportivo Badajoz? Todo indica que fue en 1905, ¿es cierto?

Yo he estado buscando y no he encontrado nada. La Federación Española de Fútbol lo recoge tal cual, pero cada club le da los datos de los que dispone.

Según las investigaciones que yo tengo, a mí me da que ese club se inició varios años antes. Al menos se sabe que había una serie de chicos pertenecientes a una Estudiantina, una tuna carnavalera, lo que hoy conocemos como una Murga carnavalera. A mí me lleva a pensar que ellos fueron los iniciadores del Club Deportivo Badajoz, que se llamaba Sport Liceo Club (Liceo de Artesanos de Badajoz junto al Gran Gimnasio de Badajoz del que era titular Luciano Sampérez Arroyo), entre 1900 o 1901.

En ese periodo hubo una revolución porque el fútbol entró con muchísimas ganas y yo creo que todo empezó ahí. Por eso hay tanta afición de murgueros y carnavaleros con el fútbol, porque pienso que había relación desde aquella época; había muchísima inclinación hacia el carnaval, gustaba mucho.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

AQUALIA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel