30 noviembre 2020
  2 . 054 . 114 lectores
¿Qué hemos hecho los extremeños para merecer esto?

Quedan solo dos días para que concluya la campaña electoral 2019 de los comicios más cercanos que nos atañen -municipales y autonómicas- y según los últimos sondeos publicados un 25% de los extremeños aún no han decidido su voto.

¿Cambiar el sentido del voto? La aparente sencilla respuesta a este interrogante solo está en cada uno de los 800.000 extremeños llamados a las urnas, aunque el diagnóstico este meridianamente claro: Extremadura no merece ocupar desde y para siempre el primer puesto en todos los peores rankings socioeconómicos a nivel nacional, ahora, incluso europeos.

Y es obligado preguntarme, como imagino se preguntarán miles de extremeños, ¿Qué hemos hecho los extremeños para merecerlo? Pues a buen seguro algo habremos hecho mal, a veces, sin ser incluso conscientes de ello.

Cuando otorgamos la responsabilidad y privilegio a un grupo de personas para que gestione nuestra economía municipal o autonómica, lo hacemos con el consentimiento y convencimiento de que harán con el dinero público todo lo que Extremadura necesita para prosperar, pero es obvio que no ha sido ni está siendo así.

Y aunque a tenor de las últimas elecciones Extremadura camina hacia ese cambio del sentido del voto, lo hace mucho más lentamente que el resto de regiones, siendo aún la región más bipartidista a nivel nacional.

En 2011 votaron bipartidismo en las regionales el 89.7% de los extremeños, mientras en 2015 esta cifra descendió al 78.5% (11 puntos menos en cuatro años). Según marcan las encuestas esa tendencia continuará en los inminentes comicios de 2019.

¿Con qué fuerza? Pues dependerá de la contundencia con que los extremeños retiren su voto a quienes nos han gobernado durante la mayor parte del tiempo desde que se instaurara la Democracia.

40 años que han servido para que en 2019 Extremadura se encuentre en un punto de no retorno, en una situación muy delicada, donde han aflorado miedos y realidades propias de los años 60,… volvemos a ver hacer las maletas al futuro de la región. Y esto es muy grave.

Me resulta tristísimo y vergonzante que haya extremeños que siquiera se planteen modificar (hacia donde quieran) el sentido de su voto observando la Extremadura actual: con 112.000 parados según la última EPA, y la mayor tasa de paro femenino y juvenil; cuando nuestros pensionistas reciben las prestaciones más bajas de España; mientras nos han estado engañando con las inversiones en infraestructuras desde el año 2010 cuando prometieron que tendríamos AVE; sonrojando nuestras mejillas al contemplar en medios nacionales las incidencias que sufren nuestras infraestructuras del siglo XIX; cuando somos la sexta región más pobre de Europa y donde menos oportunidades hay para prosperar; donde no se ofrecen facilidades para crear empresas y generar empleo de calidad; donde lo poco que funcionaba ha dejado de hacerlo por contratar a empresas foráneas, como es el caso de la Sanidad; donde todos los días los jóvenes se marchan en busca de un futuro mejor,…

Cuando se regala a un grupo de personas el enorme privilegio de gestionar esta hermosa tierra, y, o bien, no tienen proyecto, no saben, o favorecen a unos en detrimento de otros, parece de obligado cumplimiento cambiar el sentido del voto.

Ocurre esto último con la gigantesca red pública creada a lo largo de los años, una lacra que nos lastra y que su adelgazamiento se hace urgente para poder respirar.

De hecho, una comunidad que recurre al subsidio, a la paguita, a las migajas para subsistir en prácticamente todo, es una región abocada al más estrepitoso fracaso tal y como ofrecen todos los indicadores nacionales y europeos.

Extremadura debe, merece y necesita subir peldaños en estos rankings porque otra Extremadura es posible y diferente a la que nos tienen acostumbrados. Pero esto solo se conseguirá planteando y cambiando el sentido del voto.

Extremadura no es que necesite un cambio, necesita una revolución.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

AQUALIA
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: Avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel