14 Junio 2024
2 . 054 . 114 lectores

Región

Advierten de las normas a cumplir con los productos acuáticos este verano

Región

8 de Junio de 2023

Advierten de las normas a cumplir con los productos acuáticos este verano

 

El Instituto de Consumo de Extremadura ofrece información sobre los requisitos que deben cumplir los productos acuáticos, tanto juguetes como ropa de baño.

 

Lo primero a tener en cuenta, señalan desde el INCOEX, es que si el juguete o la prenda están concebidos para niños menores de catorce años deben cumplir una serie de normas. Los juguetes acuáticos deben llevar marcado CE y etiquetado de juguetes además de una dirección de contacto y una identificación del producto para poder alertar en caso de accidente.

 

Tanto en el embalaje como en el propio juguete debe aparecer el siguiente texto: ADVERTENCIA Utilizar solo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo la vigilancia de un adulto.

 

Hay que tener en cuenta que el producto no incorpore piezas pequeñas que se puedan desprender y ser ingeridas por el menor. En caso de que lleve piezas pequeñas deberá indicarse e incluirse una advertencia de edad.

 

ROPA DE BAÑO

 

Los bikinis y bañadores no deben llevar cuerdas con extremos libres a la altura del cuello, para evitar que el niño se pueda enredar con ellos y asfixiarse.

 

Tampoco pueden llevar cuerdas ajustables con extremos libres que excedan los 20 centímetros, ni lazos o bucles, en la zona de la cintura y el pecho, con el fin de evitar el atrapamiento, tienen que estar asegurados para que no se puedan extraer. Los cordones decorativos no deben exceder los catorce centímetros.

 

Desde el laboratorio del INCOEX ofrecen una serie de recomendaciones como prestar atención a la longitud de los cordones y cuerdas ajustables. No dejar nunca sin supervisión a los menores durante el uso de juguetes acuáticos para evitar accidentes. Respetar la recomendación de edad que el fabricante incluye en el producto. Hacer un uso adecuado de estos productos para garantizar la seguridad de los menores.

 

En cualquier caso, para identificar la calidad de un producto, debemos dirigirnos a su etiquetado, ya que éste debe ofrecernos la información necesaria para conocer su lugar de procedencia, fabricante y país, e indicaciones de uso.

 

Los mecanismos de inspección de los organismos de consumo detectan con bastante frecuencia irregularidades en bañadores infantiles, siendo menos frecuente detectarlas en juguetes acuáticos, por lo que se pide que se tenga especial atención a la hora de comprar.

 

Desde el Laboratorio de Control de Calidad del INCOEX, acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación, se revisan requisitos de seguridad e información de este tipo de productos.

 

Los bañadores y bikinis infantiles suelen presentar cordones largos que suponen riesgo de atrapamiento con objetos o vehículos en movimiento, que pueden derivarse en distintas lesiones físicas. Mientras que los flotadores, y otros juguetes hinchables, pueden provocar atragantamiento si la boquilla se desprende cuando el niño intenta inflar el juguete. Por otra parte, si están en mal estado el niño podría ahogarse al perder flotabilidad.

 

No confundir los artículos de ayuda a la flotación con juguetes acuáticos. Los primeros están destinados a su uso durante el aprendizaje de la natación y no se consideran juguetes, por lo que no deben cumplir los mismos requisitos. Algunos ejemplos de artículo de ayuda a la flotación son los manguitos, las tablas y rulos de espuma, los flotadores de asiento para bebés o las burbujas.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia