25 Junio 2024
2 . 054 . 114 lectores

Política

OPINIÓN: Divorcio expréss

Política

17 de Abril de 2023

OPINIÓN: Divorcio expréss

 

A tan sólo unos pocos días de las elecciones, parece que el Señor Sánchez hace examen de conciencia, y pide públicamente perdón por la controvertida ley del "sí es sí". Un poco tarde para recapacitar, sobre todo cuando se mostró mediáticamente su conformidad y apoyo a una barbarie que creían legal, que dejaba en la calle a delincuentes a los que se les aceleraba las penas de su condena.

 

Y es que Sánchez ha estado ahí arbitrariamente, sabiendo que su socio de gobierno (aquel partido morado que precisó para culminar la moción de censura para alcanzar gobierno).

 

Aunque le ha salido caro al presidente el precio de su mandato. Esta fuerza política, que desde sus comienzos protagonizó la polémica con frecuentes conflictos internos entre sus líderes, por esa guerra de protagonismos, donde hemos visto desfilar a todos sus miembros mediáticos.

 

Yo, particularmente, creo que el karma ha actuado con este partido que ya no sabemos ni cómo se llama, pues ha tenido más vidas que un chicle: ‘Podemos’, ‘Juntos podemos’, ‘Unidas podemos’, etc.

 

Y digo que se ha hecho justicia, porque se apropiaron algo que no era suyo. Me refiero a tomar como iniciativa suya, aquella indignación reivindicativa de los ciudadanos, que salieron a la calle, tras una situación insostenible en la que dijimos "basta ya", convocados en la Puerta del Sol bajo ninguna sigla política más que la propia indignación.

 

A muchos, el cuento les salió bien. Como a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Cuyos méritos para el cargo fueron el liderar a modo de cacerolada, aquellos espontáneos arropamientos al desalojo con ‘Stop Desahucios’.

 

Después, está Yolanda Díaz. Una mujer que ha utilizado su propio partido (renunciando a criterios e ideologías), para catapultarse al primer estrado de la política. Su irónica sonrisa de "aquí no pasa nada, todo está bien", ha desembocado en esta salida traicionera a Podemos, y a su protector a ultranza, Pedro Sánchez. Ya veremos cómo se chamusca políticamente en su propia y ambiciosa carrera, como ya lo hiciera aquella Rosa Díez con su formación rosa.

 

Otra que pareció escapar bien de este "invento" que sirvió para que su líder viviera ostentosamente en su chalet de Galapagar, fue la pareja de Pablo Iglesias (apodado popularmente como el Coleta). Me refiero a Irene Montero.

 

Llegó a ostentar por su influencia con el líder morado, al puesto de ministra de Igualdad. Aquellos ministerios que negociadamente luchó su pareja en la mesa oval del despacho de Moncloa, donde sentí vergüenza ajena de ver entre tantos distinguidos señores chaqueteados, a un impresentable desgarbado y sin pose, sosteniendo ilusionado su cartera de piel legítima de la Vicepresidencia.

 

Esta Señora Montero, desde que ostentó el cargo en la defensa de las mujeres, ha desempeñado una contraria labor para hundirlas más, si puede, pues con su obstinada ley liberadora de presos (que yo hubiera llamado mejor: "Ley Barrabás"), por la descontrolada liberación de delincuentes, entre los que se hallan agresores altamente peligrosos.

 

Ahora, con el cronómetro en marcha en esta cuenta atrás, nuestro presidente reflexiona y reconoce (tomando distancias), de sus socios de gobierno podemitas, y desligándose de un lastre que le ha costado caro, dinamitando la propia credibilidad del partido de la rosa.

 

Como diría la legendaria Rocío Jurado en su coplilla, "ahora es tarde, muy tarde", para reconocer los errores. Para reconocer que este partido morado de inexpertos políticos, sólo se han limitado a jugar improvisadamente a diseñar "la nueva España", y percatándose Sánchez (tarde), que este socio únicamente se ha retroalimentado de su gobierno, solapado como una rémora al escualo.

 

Todo apunta a un manifiesto "divorcio Express", de las dos formaciones. Aunque yo no haría mucha algarabía de esto, Señor Sánchez. No sea que en breve, tenga usted que echar mano de sus antiguos socios para aunar fuerzas. Ya me entiende. Pues ya sabemos que los ciudadanos deciden en urnas, y ustedes las minorías, se reagrupan, redireccionando la decisión de los españoles. En fin. Que Dios reparta suerte. (Creo que la va a necesitar).

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

2  comentarios

Gustavito
18/04/2023 07:34 h.
Te recuerdo compañero que cuando salimos a la calle gritando basta ya, lo hicimos en toda España

Responder

Máximo 1000 caracteres
Gustavito
18/04/2023 07:34 h.
Te recuerdo compañero que cuando salimos a la calle gritando basta ya, lo hicimos en toda España

Responder

Máximo 1000 caracteres