23 Mayo 2024
2 . 054 . 114 lectores
Última hora

Badajoz

Rajada monumental de Oliver contra los jugadores del CD Badajoz

Badajoz

6 de Mayo de 2024

Rajada monumental de Oliver contra los jugadores del CD Badajoz

Luis Oliver, entrenador de la plantilla / CD Badajoz

 

Después de la derrota por 2-3 contra la UD Llerenense, el CD Badajoz pone fin a una temporada para olvidar. Consumado finalmente el descenso, Luis Oliver, entrenador blanquinegro, no se guardó nada en rueda de prensa.

 

Catalogó lo sucedido de “lamentable, patético y un despropósito”. Lo que ocurrió el domingo en el césped del Nuevo Vivero fue “un resumen de lo que ha sido toda la temporada”, cuando “no hay puntos de por medio […] y solo queda un poco de respeto a tu trabajo, se ha visto que aquí han venido muchos jugadores de fútbol, pero muy poquitos futbolistas”.

 

Siguió cargando contra unos jugadores de los que se ha “cansado de dar la cara por ellos”, asegura que lo ha intentado “todo”, pero es imposible si “no respetan su puesto de trabajo”. El técnico admite que “creía” en la salvación, porque “el nivel de entrenamiento te da para ser optimista”, pero cuando “han llegado los momentos de la verdad […] se han cagado”.

 

“Llevan toda la semana insultándote a ti, a tu familia, a todo lo que te rodea y ni eso te mueve un poquito el orgullo, ya no como futbolista, como persona”, no era capaz de entenderlo Oliver, que admite estar “alucinado”.

 

“A tercera y con bastante deshonra”, así acaba la primera experiencia de Oliver en los banquillos. Considera que a su llegada “se compitió mucho mejor […] pero, aunque traigas aquí a Mourinho, si los jugadores no están por la labor es imposible”. El problema, más que futbolístico, es mental, con un grupo “que no sabían dónde venían y se ha visto reflejado todo el año”.

 

Ya con la aparición de la nueva propiedad se produjo un terremoto en el CD Badajoz. En el segundo día se despidió a Carlos Cinta, Miguel Núñez y Carlos Cordero, aunque este último fue reincorporado. Decisiones que, según el entrenador, “no fueron buenas, pero necesarias”. Para Oliver, el club era “un sin dios”, donde “cada uno tenía su propio reino […] y no había un control de nadie”. Lo que ocurría en el campo era un reflejo de esta situación, firmando así una de las peores temporadas del club blanquinegro en su historia.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia