18 octubre 2017
  600.535 lectores
Quejas contra el Estado por omitir planes de reducción del ozono

Ecologistas en Acción ha pedido a la Comisión Europea que abra un tercer procedimiento de infracción contra el Reino de España por vulnerar la normativa europea de calidad del aire.

Los ecologistas presentaron ante la Comisión Europea una petición de apertura de expediente sancionador al Estado español por no elaborar los preceptivos planes de mejora de la calidad del aire en el medio centenar de zonas donde entre 2010 y 2016 han sido incumplidos los valores objetivo legales para la protección de la salud y de la vegetación establecidos por la normativa europea para el ozono troposférico.

De admitirse finalmente la denuncia sería el tercer expediente comunitario contra España en materia de contaminación atmosférica, tras los abiertos en 2009 y 2015 en relación a las partículas en suspensión y el dióxido de nitrógeno (NO2), que siguen a la espera de pasar al Tribunal Europeo de Justicia.

El escrito registrado da contestación a la carta de la Comisión Europea del pasado 16 de junio donde la Dirección General de Medio Ambiente proponía el archivo de la denuncia presentada hace un año por Ecologistas en Acción, alegando que "el cumplimiento de los valores objetivo para el ozono resulta complejo" por su carácter de contaminante secundario formado por reacciones químicas de otros contaminantes.

Al mismo tiempo, "la Comisión espera que el procedimiento en curso relativo a la superación de los valores límite de NO2 en varias zonas de calidad del aire en España (Barcelona, Madrid y Valencia, entre otras) conduzca a largo plazo a una reducción de las concentraciones de NO2, lo que, a su vez, tendrá un efecto sobre las concentraciones de ozono, puesto que el NO2 es uno de sus precursores".

Ecologistas en Acción considera “impresentable esta dejación de funciones” de la Comisión Europea en el control del cumplimiento de las obligaciones establecidas en la normativa europea de calidad del aire, que está perjudicando la salud de decenas de millones de europeos del sur, entre ellos las 18 millones de personas en el Estado español que habitan en las 40 zonas que en 2016 superaron el objetivo legal para la protección de la salud, repartidos entre las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid, Murcia, Navarra y País Vasco.

En 62 zonas de las mismas comunidades se ha incumplido también la obligación de adoptar dichos planes de calidad del aire en relación a la superación en el mismo periodo del objetivo legal para la protección de la vegetación, que afectan a una superficie total de 340.000 kilómetros cuadrados, el 67 por ciento del territorio.

Según establece la Directiva europea de Calidad del Aire, los Estados miembros deberán elaborar planes de calidad del aire en las zonas y aglomeraciones donde los niveles de ozono en el aire ambiente superen cualquier valor objetivo, con el fin de conseguir respetar el valor objetivo correspondiente.

La ley estatal de calidad del aire atribuye la competencia para elaborar dichos planes a las comunidades autónomas. Se trata de una medida obligatoria para las autoridades autonómicas, que de ninguna manera se puede entender como discrecional, al margen de las iniciativas que pueda adoptar el Gobierno central.

Por ello, Ecologistas en Acción se ha vuelto a dirigir en los últimos meses a las comunidades autónomas infractoras, solicitando que adopten de manera urgente los planes de mejora de la calidad del aire legalmente previstos para las zonas afectadas por el incumplimiento de los objetivos legales de ozono.

Entre la docena de solicitudes realizadas, solo se ha recibido la respuesta de los Gobiernos de Aragón, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Navarra, que al igual que la Comisión Europea justifican su inactividad por la complejidad del problema y remiten a un inexistente Plan Nacional a elaborar por el Gobierno Central.

Se define el valor objetivo como el "nivel de un contaminante que deberá alcanzarse, en la medida de lo posible, en un momento determinado para evitar, prevenir o reducir los efectos nocivos sobre la salud humana, el medio ambiente en su conjunto y demás bienes de cualquier naturaleza".

Al margen del problema creado por el tráfico urbano de Madrid, el otro gran foco de contaminación por ozono en España se encuentra en el litoral mediterráneo. Desde Girona hasta Almería, pasando por Barcelona, la Comunidad Valenciana, Murcia y las Islas Baleares, la contaminación afecta a cerca de cuatro millones de personas, especialmente en las áreas de interior.

La ocasiona el tránsito urbano e interurbano, el transporte marítimo y aéreo en las grandes capitales y algunas industrias como las centrales térmicas e incineradoras.

Las restantes áreas afectadas por los elevados niveles de ozono se reparten entre el interior de Andalucía y sur de Extremadura (incluyendo las áreas urbanas de Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla y Mérida), la aglomeración de Valladolid y el Valle del Ebro, desde Tarragona hasta la Ribera navarra y vasca, donde habitan en conjunto otros seis millones de personas.



Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia

Dosemes
Número de Marca Comercial: 3.038.166 Inscrita en la Oficina Española de Patentes y Marcas.
Domicilio social: avenida Juan Carlos I, portal 8, nº 4 CP: 06001 Badajoz
Correo info@extremadura7dias.com
Director: Alejandro Sordo de las Heras
GRUPO VAUBÁN

Hecho con bPanel