23 Mayo 2024
2 . 054 . 114 lectores

Cultura

Ana Carballo, escritora oliventina: “La lectura me ha salvado”

Cultura

18 de Noviembre de 2023

Ana Carballo, escritora oliventina: “La lectura me ha salvado”

La autora, Ana Carballo Pérez

 

La oliventina, Ana Carballo Pérez (11/07/1990) ha publicado su segunda novela este mes de octubre bajo el título 'Palacios de agua'.

 

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid, en una entrevista a 7Días traslada su amor por la lectura.

 

Confiesa, en torno a la creación de su primer libro que “todo fue surgiendo muy poco a poco” y que “nunca me plantee ser escritora”. El momento en el que comenzó a escribir lo califica como “muy duro en muchos aspectos”, a pesar de que esas circunstancias “me hicieron cambiar para mejor”. Considera que gracias a ello “estoy mucho más sana mentalmente” y es por la lectura, y el apoyo familiar, cuando inició el punto de partida de una ilusión que no ha frenado.

 

“Escribir y leer me sana”, afirma. Una afirmación repleta de valor y de emoción que no todo el mundo es capaz de aventurarse a pronunciar en alto. Gracias a toda la experiencia vivida, al regreso a Olivenza tras pasar parte de su vida en Madrid, ambientó su primera novela en la historia de una mujer de la Transición que vuelve al pueblo que la vio nacer: "Bruma Liviana Presente. Bajo la piel".

 

Su amor por el campo le ayudó a comprender que “la escritura me fue dando vida”. Y a pesar de que asegura que “el miedo y las inseguridades siempre están”, esta segunda novela “la estoy afrontando desde otra perspectiva, por eso siempre digo que a mí la lectura me ha salvado porque me da paz”.

 

 

Acogió con “alegría e ilusión” su primera publicación, aunque confiesa que “me costó asimilar que lo había conseguido”. “La escritura es algo que no se estudia, es algo que tiene que salir de uno mismo”, relata. Afronta que “las inseguridades y los miedos siempre están” pero “he aprendido a convivir con ellos” alcanzando un escalón más con la publicación de su segunda novela.

 

Como consejo a nuevos autores traslada “paciencia” porque el bloqueo del folio en blanco existe, pero “cada día es diferente y por eso hay que afrontarlo de forma distinta. No pasa nada porque un día no se escriban más de dos páginas hasta que surja la idea”, apunta.

 

En soledad surgió su primera novela, y curiosamente, la segunda lo hizo en otra etapa muy distinta de su vida: el inicio de la maternidad. Tras conocer la llegada de su primer hijo confiesa haber ido “creando esta historia” muy poco a poco aprovechando esos ratitos de soledad.

 

“Enamorarme, casarme y tener un hijo me ha cambiado la vida”, algo que considera una suerte para continuar su camino como escritora. Comparando sus novelas nos habla de Liana y Layra, las protagonistas respectivas de cada una, algo que parte de su yo interno. La primera historia se creó en un momento complicado “donde el dolor estaba muy presente y esta segunda, a pesar de tener profundidad, es una historia mucho más amena, sencilla y fácil de leer”.

Aviso: Los comentarios ofensivos o que no se ajusten al contenido de la información podrán ser eliminados.

Comenta esta noticia